Search - EDocman
Buscar - Categorías
Buscar - Contactos
Buscar - Contenido
Buscar - Canales electrónicos
Buscar - Etiquetas

Versión estenográfica de la ponencia del senador Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, en el seminario El Ejercicio Legislativo y de Servicio Público: Experiencias en Tiempo de Pandemia, que organiza la Universidad Nacional Autónoma de México. FES Acatlán. 
 

SENADOR RICARDO MONREAL: Muchas gracias a todos quienes han hecho posible este Seminario. 

 

Carlos Rojas me insistió varias ocasiones y, por eso pospusimos una ocasión este Seminario. Le agradezco su insistencia. 

 

Quiero también saludar a todos los alumnos que hicieron posible el que iniciáramos o el que realizáramos este evento, a Jaime, a María Fernanda, a todos los asistentes. 

 

Especialmente, quiero también agradecerle a Manuel Martínez, al doctor, al director de la Facultad de Estudios Superiores Campus Acatlán, de la Universidad Nacional Autónoma de México, por su amable invitación y por su siempre dispuesta cooperación en el ambiente académico y, en efecto, él ya lo ha relatado, tiene con nosotros convenios la ENEP, para algunos seminarios, diplomados, cursos, que llevamos a cabo aquí en el Senado de la República. 

 

Siempre serán bienvenidos los académicos. 

 

Agradezco también a la coordinación de la División de Ciencias Socioeconómicas, al Centro de Estudios Municipales y Metropolitanos, y a los Consejos Técnicos Estudiantiles. 

 

A la maestra Nora Goris, al doctor Mauricio Bermeo, a David Morales, Fernando Martínez, Ángel Sebastián. Como decía, a María Fernanda, a Karen, a Fernando Pinedo, Adrián González, Adrián Romo. A todos, a todos los que me falta enumerar, muchas gracias. 

 

Sin duda, son tiempos confusos y convulsos, de complejidad inédita por la pandemia. Y también de complejidad única por la transición política que vivimos. 

 

Para mí es un honor compartir con mi casa, con mi Alma Mater, la Universidad Nacional Autónoma de México, donde me desempeño en efecto, como docente en el Posgrado de Derecho; y estar presente en la inauguración de este ejercicio de enlace entre los estudiantes, entre los académicos, los maestros y entre los servidores públicos; para compartir experiencias del desempeño de nuestras funciones durante la contingencia sanitaria. 

 

Sin duda, hablar de la pandemia implica hablar de los efectos que tiene en todos los ámbitos de nuestra vida individual y social. No debe ruborizarnos el reconocer que junto al resto de la comunidad internacional, los primeros meses fueron de total incertidumbre, de devastación social, económica, de todo tipo. 

 

Durante el inicio del confinamiento, por la jornada nacional de sana distancia, la actividad legislativa, nuestra actividad, junto a otras áreas del sector público, privado y académico; se clasificaron salvo la académica, como esenciales.  

 

Nuestra actividad fue clasificada como esencial, por lo que el Senado de la República implementó las recomendaciones de la Secretaría de Salud para poder continuar funcionando y cumplir con nuestras obligaciones. 

 

A causa de este virus, en ambas Cámaras del Congreso de la Unión, se han presentado, se ha sufrido de estragos. Hemos incluso perdido a compañeras y compañeros de curul, de escaño, a colaboradores, a familiares y amigos. 

 

Para todos y todas ha sido un escenario complicado, pero con mucha responsabilidad hemos continuado la labor legislativa para hacer frente a la contingencia.  

 

A nivel interno, la Junta de Coordinación Política que presido, presentó un acuerdo de la Mesa Directiva para poder realizar sesiones y trabajos de comisiones a distancia; para lo cual se implementaron medidas como la firma electrónica, como la digitalización de las sesiones, como la votación digital, a fin de cuidar la salud de todo el personal que labora en el recinto del Senado y de quienes lo visitan. 

 

Cuando la importancia de la materia deliberativa así lo requiere, las sesiones se llevan de forma presencial, guardando en la medida en que podemos las medidas establecidas por las autoridades sanitarias.  

 

Por otro lado, con la expedición de la Ley General de Educación Superior que abrogó la Ley para la Coordinación de la Educación Superior, se establece la posibilidad de impartir clases de manera presencial, en línea, virtual y abierta o a distancia.  

 

En cuanto a la materia laboral, aprobamos leyes importantes o modificamos la Ley Federal del Trabajo en materia de teletrabajo; entendido como la forma de organización laboral que consiste en el desempeño de actividades remuneradas, sin requerir la presencia física de las personas, del trabajador, en un sitio de trabajo específico, y utilizando como soporte las tecnologías de la información y la comunicación.  

 

Pero es importante decirles que sí hubo una alteración. Ha sido del Congreso Mexicano muy importante su trabajo, esencial, pero no hemos trabajado al 100 por ciento, y han fallecido varios compañeros senadores, cuando menos dos del Grupo Parlamentario de Morena, un senador de Morelos, Radamés Salazar y un senador de Tlaxcala, Joel.  

 

Y se han enfermado cerca de 30 senadores, es decir, la mitad, más o menos la mitad de nuestro cuerpo parlamentario sólo en Morena, pero en todos los grupos parlamentarios hay problemas. 

 

Aparte de los fallecimientos de senadores, también hubo lamentablemente fallecimientos de trabajadores, de personal de apoyo, de personal de asesoría, de personal administrativo. 

 

Entonces, sí ha sido doloroso para nosotros, pero no hemos dejado de trabajar porque se calificó, y qué bueno, como una actividad esencial. 

 

Ahora hemos aprobado acuerdos internos para mezclar presencial y digitalmente la celebración de sesiones, pero, por ejemplo, la asistencia sí se ha afectado. 

 

Ayer tuvimos comparecencia con el Secretario de Gobernación y al final teníamos discusión y aprobación de algunas leyes y se levantó la sesión por falta de quórum. De los 128 senadores sólo había presentes 61. 

 

Y entonces era importante aprobar una ley para el funcionamiento de la Cámara de Diputados, era hoy el último día, y entonces no pudimos aprobarlo. 

 

Tenemos que modificar la ley con un transitorio de que empieza la vigencia, la vacatio legis. Entonces, que es el término de vigencia, distinto al que se aprueba la ley. 

 

Por eso, es muy importante retornar al aula, retornar a las clases, retornar al trabajo cuando hayamos superado esta pandemia que ha causado estragos. 

 

No obstante, este tipo de dinámicas, comenzaron a desdibujarse los límites entre la jornada laboral y los periodos de descanso, o vacaciones. 

 

También aprobamos el derecho a la desconexión digital. Es una figura nueva, muy novedosa. Es decir, la desconexión digital es un derecho del trabajador a no participar en comunicaciones electrónicas fuera del horario laboral, con el objetivo de respetar la intimidad personal y familiar de los trabajadores y trabajadoras. 

 

Es una Reforma que yo impulsé, soy autor de la Iniciativa, y muy novedosa. Entonces, fue muy importante. 

 

Asimismo, para desahogar la carga de trabajo de los tribunales del Poder Judicial en el Senado, se aprobó la modificación del artículo 17 constitucional. 

 

También soy autor de esa Iniciativa, para implementar el sistema de justicia digital, mediante el uso de las tecnologías de la información y de la comunicación, para substanciar y resolver en línea los juicios en todas sus etapas, así como la consulta e integración de expedientes electrónicos. 

 

En materia fiscal, ahora la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas de la Federación, contempla que los procesos de fiscalización que se realicen en medios electrónicos, mediante herramientas tecnológicas, constarán en expedientes electrónicos o digitales. 

 

Además, también se aprobó un Dictamen que provenía de la Cámara de Diputados, para modificar la Ley del Instituto Mexicano de la Juventud, para diseñar, implementar y ejecutar, a través de la alfabetización digital, programas destinados al aprovechamiento de las capacidades y potencialidades de los jóvenes, de las jóvenes. 

 

Debo decir que estas experiencias no se dieron únicamente en México, ningún parlamento en el mundo estaba equipado para continuar con sus trabajos, bajo las condiciones impuestas por la pandemia. Y, nos forzó a echar mano de una importante combinación entre cambios legales y adaptaciones tecnológicas. 

 

Como pueden notar, la pandemia ha acelerado la implementación de las tecnologías de la información en el servicio público, por lo que cerrar la brecha digital es hoy más importante que nunca. 

 

La experiencia nos recuerda que ante cualquier adversidad se debe priorizar el trabajo colaborativo, para encontrar soluciones a problemas como los planteados por el confinamiento y el distanciamiento social. Por eso, aquellas y aquellos de ustedes que se sientan llamados al servicio público, deben tener en cuenta la importancia de asimilar la enorme diversidad de posturas políticas que existen en México; identificando los puntos comunes que pueden servir de base para la creación de acuerdos mediante el diálogo. 

 

Yo creo que es importante que hagamos un esfuerzo, porque esta pandemia pareciera ser no terminarse, no sabemos a ciencia cierta cuándo estaremos libres de ser tocados por este virus, este bicho, no obstante que algunos de nosotros, la mayoría creo yo, ha sido vacunado, una o dos veces. 

 

Por eso, la vocación en un sentido etimológico, es precisamente eso, un llamado que nos invita a la acción, a dejar de ser espectadores de la realidad e imprimir nuestro esfuerzo para transformar el mundo en el que vivimos. 

 

¿Cuál es el papel de las nuevas generaciones para el futuro presente? 

 

A mi parecer, el reto es ver en esta calamidad, en esta devastación sanitaria también una oportunidad para replantear las relaciones humanas desde una perspectiva diferente. Y esta perspectiva, necesariamente tiene que ver, entre otras dimensiones, con la relación entre representantes y la ciudadanía. 

 

Debemos reconocer que el avance de la civilización humana dio pasos trascendentales que son irreversibles, por lo que podemos y debemos generar las estrategias de adaptación que nos permitan relacionarnos mejor, tanto con nuestro entorno natural, como con los avances en la tecnología, para crear un mundo más armonioso. 

 

El momento histórico de transformación que vivimos, requiere de un relevo generacional apto, progresista, ético, en la función pública, que enriquezca su actividad con ideas nuevas de personas jóvenes sin los vicios o alejado de los errores de la clase política que está en extinción y con la fuerza de continuar una lucha histórica por mejorar las condiciones de vida y construir un México más justo y más próspero. 

 

Uno de los temas que nos afectó bastante, fue desarrollar nuestra función exclusiva. 

 

Ustedes deben de saber que el Senado de la República tiene la facultad de control en la política internacional. Debe revisar la política exterior mexicana y el Senado históricamente tiene una relación con el mundo.  

 

Esa parte de celebrar reuniones interparlamentarias, foros internacionales, reuniones plurales en el mundo, se suspendió prácticamente el 100 por ciento. Es decir, se suspendió presencialmente, pero digitalmente intensificamos el uso de las tecnologías de la información. 

 

Todos tuvimos que aprender a usar estos medios de transición. Todos tuvimos que aprender el uso de estos instrumentos de comunicación digital.  

 

Cuando menos debe de haber una cantidad de entre 60 o más reuniones con el mundo.  

 

Tenemos interparlamentarias anuales con muchos países del mundo, entre ellos Estados Unidos, Canadá, Chile, Cuba, muchas reuniones bilaterales que sostenemos año con año; pero debe haber unas 60 reuniones internacionales que se suspendieron. 

 

Las reuniones interparlamentarias de la UIM, Unión Interparlamentaria Mundial, de la COP, que es Asia-Pacífico, del Parlamento Europeo, del Parlamento Latinoamericano, del Parlamento Caribeño; es decir, se suspendió todo, aunque digitalmente hemos intentado que no se cancelen.  

 

Pronto tendremos, por ejemplo, una reunión a la que acuden los speakers del mundo.  

 

¿Quiénes son ellos? Es la figura central de los parlamentos. Es el que está dirigiendo las sesiones, en el caso nuestro es el Presidente de la Mesa Directiva.  

 

Y hay convocada una reunión para analizar los efectos de la pandemia en los parlamentos en Roma, si mal no recuerdo del 3 al 8 y están convocando a una sesión presencial; pero obviamente también se abre la posibilidad de hacerlo de manera digital. 

 

Y así podría decir otras actividades, porque recuerden que el Senado es quien celebra convenios internacionales, los ratifica. El Senado Mexicano ratificó el Tratado Comercial México-Canadá-Estados Unidos, TMEC; pero tenemos tratados comerciales o de intercambio comercial con muchos países del mundo, y el Senado es quien ratifica esos acuerdos, no sólo en materia comercial, sino también en materia de protección de derechos humanos, de desarme nuclear, de combate al hambre, de combate a la pornografía infantil, de combate a la trata de personas, de combate a la pobreza. 

 

Es decir, hay una múltiple, o una cantidad importante de foros mundiales que se traducen en acuerdos internacionales, o en firmas de compromisos por temas que han cobrado relieve e importancia en el mundo. 

 

Dos de ellos que son inevitables: Medio ambiente. El medio ambiente es fundamental. Y, aparte del Medio Ambiente, el combate a la corrupción, al hambre, a la inseguridad. 

 

Son convenios que se celebran con otros países, con el propósito de atenderlos. 

 

Es, pues, un momento muy complicado. Ya tenemos casi dos años, desde marzo del año pasado, hasta ahora que no hemos podido normalizar actividades. Seguimos trabajando de manera esencial, pero no estamos completamente activos en el Congreso Mexicano. 

 

Todavía sus trabajadores no se han incorporado en su planta total, y las personas mayores siguen siendo cuidadas para no generar contagios en línea y sólo viene un determinado número para atender las cosas esenciales. 

 

Hoy, por ejemplo, es jueves. Tenemos dos sesiones de Pleno por semana; se desarrollaron el martes y el miércoles, Sesión del Pleno, para la comparecencia del Canciller, y Sesión de Pleno para la comparecencia del Secretario de Gobernación. 

 

Y, hoy, ya no hay actividades visibles, y yo estoy aquí en la oficina del Senado, pero si ustedes salen a los espacios comunes, verán muy poca gente transitar al interior del Senado, por la razón que les comento. 

 

Entonces, sí urge, una vez superada la pandemia, retomemos la normalidad de nuestras actividades y generemos condiciones para el proceso de transformación que estamos viviendo, y la recuperación económica que hemos padecido y que no será fácil para el país recuperar sus niveles de desarrollo que venía ofreciendo antes de la pandemia. 

 

Entonces, esto es lo que pudiera decirles. Me dijeron que entre 30-40 minutos, ya llevo los 40 minutos casi; 35 minutos. Entonces, me pidieron que sólo fuera este espacio para que pudiera estar dispuesto a contestarles algunas inquietudes, preguntas, de quienes están conectados. 

 

A los jóvenes que se han conectado de esta facultad de Estudios Superiores, ENEP Acatlán, pónganle mucho ánimo y muchas ganas. Sé que todavía no regresan a aulas. 

 

Yo mismo, como catedrático de la UNAM, que doy clases en el postgrado, no he dejado de hacerlo por esta vía, la digital. Aunque no es lo mismo, porque pierdes el contacto del alumno-maestro en el aula: prefiero el aula, porque dejas de conocer a los alumnos y de conocer sus ánimos, sus inquietudes, su conversación en corto. 

 

Ya este es el tercer semestre o el cuarto, ya no sé cuál es, que estamos celebrando a distancia las clases. Pero tengo fe en que pronto recuperemos las clases presenciales. 

 

Entonces, muchas gracias, les mando un abrazo y estoy a disposición de responderles sus preguntas, sus inquietudes, cualesquiera que fueran estas. 

 

Muchas gracias, de nueva cuenta, y gracias a todos quienes me han escuchado y visto, a través de la vía digital. 

 

JAIME ALONSO ROSAS: Sabemos que el tema expuesto en esta primera sesión, será de mucha ayuda a todos los futuros profesionistas que hoy nos encontramos aquí y a quienes soñamos con ocupar un lugar tan prestigiado, como el que hoy tiene el Senado. 

 

Procederé a leer un bloque de tres preguntas, para que nos pueda responderlas. 

 

La primera pregunta nos la dejan en el apartado de Facebook, es la compañera Fernanda Granados, y nos comenta que: “recorriendo su trayectoria, usted empezó su trabajo como regidor en Fresnillo, entonces, si hoy pudiera hablar con aquel joven Ricardo Monreal recién egresado de la Licenciatura, como muchos de nosotros lo seremos, qué le diría, qué consejo le daría a aquel Ricardo Monreal, de 22-23 años, y qué camino le diría que siguiera”. 

 

Le leo otra, es una pregunta de Sebastián: “En la actual coyuntura internacional de competencia hegemónica, tecnológica y comercial entre China y Estados Unidos, ¿cómo considera usted que se debe posicionar México para aprovechar su situación geográfica, comercial y cultural, a fin de impulsar un mayor desarrollo económico y comercial?”. 

 

Y una pregunta que va relacionado a esto, por último, es: “¿Cómo usted cree que debe activarse la vida económica, política y social en estos momentos, que aún persiste la pandemia?”. 

 

Senador, el tiempo es suyo para lo que usted considere, y si aún queda tiempo, le haré otras tres preguntas. 

 

SENADOR RICARDO MONREAL: Miren, son muy buenas tres preguntas, muy buenas. 

 

A Fernanda, que es más personal, le puedo decir que yo inicié mi carrera como regidor en mi pueblo natal, cuando ya concluí todos mis estudios. Pude haber intentado ser funcionario público, pero no quise; ofrecieron distintos puestos en aquel momento, cuando terminé la Licenciatura de Derecho en la Universidad. 

 

Y, decidí concluir, ese es un consejo que les doy, Fernanda, concluyan sus estudios de Posgrado, sin distracción. Claro, tienes que trabajar, muchos de nosotros tendríamos que trabajar por razones obvias, para sostener nuestros estudios; pero yo nunca acepté un puesto político sino hasta que concluí el Doctorado en la UNAM. 

 

Terminé el Doctorado a los 25 años y ese mismo año acepté ser regidor. Y luego secretario del Ayuntamiento, del municipio en el que estaba. 

 

Me sentía con la habilidad y la capacidad para escalar o para lograr estar en posiciones de relieve, y fue desde 1985, una vez  concluido mi proceso de formación académica, que me dediqué de tiempo completo a la política. Antes, no, antes trabajaba en despachos jurídicos, con asesorías jurídicas, dando clases, pero nunca distraje mi principal actividad, que era mi formación académica. 

 

Luego entonces, mi recomendación es que concluyan sus estudios, no admitan una posición política, suspendiendo sus estudios. Les va a servir mucho mejor concluir, titularse, terminar el Doctorado, el Posgrado y entonces dedicarse de tiempo completo a la política. 

 

Es muy emotivo. Yo tengo desde el 85 dedicado plenamente. Antes fui asesor jurídico de organizaciones campesinas, fui asesor jurídico de instituciones pero no me metí a la política, tenía que trabajar; daba clases una vez concluido el doctorado, pero de tiempo completo a la política me dediqué desde el 85, es decir, hace 37 años más o menos que desde ahí a los dos años, primero fui Regidor, Secretario del Ayuntamiento, luego mi primera ocasión diputado federal a los 27 años y senador a los 30 años.  

 

Luego de nuevo diputado federal a los 37 y gobernador a los 37, porque duré muy poco tiempo en la segunda vez que fui diputado federal, dado que fui candidato a gobernador a los 37 años y gobernador a esa edad.  

 

Por fortuna, el pueblo de Zacatecas me respaldó en un partido de oposición y ganamos en el 98.  

 

Me dediqué, ahora me dedico a tiempo completo desde hace 35 años a la actividad pública, pero nunca he dejado la Academia.  

 

He sido académico, maestro de la Universidad de Zacatecas de tiempo completo. He dado clases en la UNAM desde los 80’s y ahora no dejo mis clases frente a grupo.  

 

Es muy pesado para mí, porque mi actividad como Presidente de la Junta de Coordinación Política es muy intensa, muy difícil; y ahora con los tiempos que vivimos más difícil. Le dedico muchas horas, incluyendo fines de semana a mi actividad parlamentaria, pero les puedo decir que es extraordinario.  

 

Entre otras clases, doy Poder Legislativo en la maestría en la UNAM y mis alumnos son extraordinarios. Algunos ya ahora son presidentes, algunos ya fueron legisladores, diputados. 

 

Tengo algunos otros más que han querido ser senadores, no lo han logrado; secretarios de los gobiernos estatales o de los municipios, regidores. Muchos de mis alumnos que he tenido, han optado por la actividad pública. 

 

Recientemente, por cierto, quienes les interese la carrera legislativa, tengo un texto que ya es la segunda edición, se los recomiendo. Es un libro que se llama Poder Legislativo precisamente y ya es la segunda edición, es este libro, está en Porrúa, es Poder Legislativo. 

 

Ya está la segunda edición. Quienes les guste la carrera del Poder Legislativo y quienes se interesen por profundizar lo que se ha hecho estos tres años en una agenda progresista. 

 

También aún no presento dos tomos de la más reciente obra que tengo sobre grandes reformas; es decir, todas las reformas que hemos hecho en los últimos tres años en la legislatura pasada. 

 

Y también, aunque no se ha presentado formalmente, debe estar ya a la venta en la misma editorial. Son dos tomos que es la más reciente de mis obras, se llama: Grandes reformas.  

 

En el tomo uno están los 56 artículos constitucionales reformados, y en el tomo dos las leyes reglamentarias y modificaciones importantes a leyes importantes. Esos dos tomos deben estar a la venta en Porrúa también. Unos son Porrúa Hermanos y otros son Miguel Ángel Porrúa.  

 

Les comento que es apasionada la vida legislativa, muy apasionada; se te pasan las horas, los días, los meses, los años en esta actividad absorbente y al que le gusta la disfrutamos, muy importante, la disfrutamos. 

 

Ahora, yo lo que le diría a usted que es joven, Fernanda, termine, si le gusta la actividad pública, dedíquese de tiempo completo a ella. Sí hay posibilidades de lograr lo que se sueña –yo soy uno de ellos–; sí hay posibilidades de que logren su propósito, y conozco a muchos que lo han hecho, la mayor parte de quienes conozco. 

 

Entonces, sí, esfuércense, lo van a lograr. 

 

A Sebastián. Mi vida, me preguntaba, mi vida ha sido muy pesada en el sentido; he sido tres veces diputado federal, por elección, tres veces. Esta es mi tercera vez que soy senador de la República, la tercera vez, y he sido Gobernador y Jefe de la alcaldía de aquí de la Ciudad de México, que está en el Centro, la Cuauhtémoc. 

 

Y también, obviamente, fui Regidor, que me siento muy orgulloso de ese cargo, Regidor de mi pueblo y Secretario de Gobierno de ese municipio, aparte de otras cosas. Sólo comento éstas. Entonces, mi vida ha sido muy, muy intensa en materia de servicio público. 

 

Sebastián me comentó una pregunta muy inteligente, también, muy interesante. No sé si Sebastián sea profesionista, pero me pregunta sobre China y Estados Unidos. 

 

¿Cómo aprovechar esta ubicación geográfica nuestra? 

 

Precisamente, Sebastián, el T-MEC intenta eso. 

 

China, para mí, es la potencia más importante, más que Estados Unidos. Fíjense lo que les digo, que es mucho atreverme a decirles, que va a ser más poderoso que Estados Unidos, China; este país enorme, que ha tenido un crecimiento impresionante. 

 

Yo conocí China, lo conozco, he ido cinco ocasiones a China; escribí un libro sobre China. Si te interesa, debe estar por ahí una copia, Sebastián, te lo enviaré con Carlos Rojas. Se llama: “China. País en ebullición”. Y ahí relato por qué considero estratégico el que México tenga relaciones más estrechas con China. Pero, a su vez, también relaciones más estrechas con Estados Unidos. 

 

En esta guerra fía, que ya no se puede llamar así, pero en esta lucha económica, o en esta lucha por los mercados que está sosteniendo China y Estados Unidos, México puede aprovechar; puede aprovechar la cercanía geográfica con Estados Unidos, para convertirse en un país fuerte, y en un país con una economía fuerte. 

 

Es decir, Estados Unidos tiene un problema serio con China y ha dejado de importar mercancías, tiene problemas serios. Este es el libro de China, lo escribí hace como tres años, cuatro años. “China. País en estado de ebullición”. 

 

Y ya desde aquí describo la ubicación geográfica que tendrá México frente al problema que ya aquí advertía, yo, sobre los problemas en los mercados que China tendría. 

 

Te lo voy a enviar; alguna gente que se comunique contigo, Sebastián. Sí es la segunda pregunta y después lo podemos comentar. 

 

Son apenas 160 páginas para leerse. Es de la experiencia personal de mis visitas a China, porque la primera vez que fui, fue en 1988, hace ya bastantes años, y cada cinco años voy y el crecimiento y la evolución de China es impresionante, impresionante. 

 

Entonces, si me das tu teléfono o si Jaime o alguien, el moderador o alguien, tu dirección, te lo envío. Por ahí está uno: este no se vendió, este no está a la venta porque este libro, no sé si esté descargado en mi página de internet, no lo sé; pero este lo editó –si mal no recuerdo– o la Cámara de Diputados o el Senado, entonces no se pueden vender estos. Este lo editó, en su esfuerzo, Editorial del Senado, de la Cámara. 

 

Aquí analizo la situación política, la situación económica, la proyección de este país. La verdad es que es interesante. 

 

Y, la otra pregunta. Yo sí creo que, me preguntar ¿cómo activar la vida económica? Esta es una de ellas, la tercera pregunta es, ¿cómo podríamos activar la vida económica después de la pandemia? Esta es una de ellas: las relaciones comerciales con el mundo, la competitividad, el fortalecimiento de la industria en México, el apoyo a las micro y pequeñas industrias, la recuperación de aquellos negocios pequeños y medianos que quebraron, cómo auxiliarlos con créditos blandos a tasa cero, y cómo generar condiciones de nuevas industrias y nuevas empresas, a propósito de China. 

 

Cómo sustituimos a China, para convertirnos en un socio comercial fuerte con Estados Unidos y Canadá. Ese es el tema de fondo: capacitación, adiestramiento, libertad sindical, apertura, todo esto; prepararnos para la competitividad, porque México es un país atractivo a las inversiones y lo único que tenemos que cuidar es Estado de Derecho, seguridad jurídica en las inversiones. 

 

Estado de Derecho y seguridad jurídica, que es lo que los inversionistas siempre piden en el momento de generar inversiones en nuestro país. Entonces, creo que lo podemos hacer y lo podemos señalar.  

 

Así es que estas son las tres preguntas de este bloque, que me han hecho hace unos momentos. 

 

JAIME ALONSO ROSAS: Le agradecemos, estimado senador, sus respuestas. 

 

Procederé a leer otro bloque, si le parece, de tres preguntas, para ir concluyendo con su presentación, sus atinadas respuestas.  

 

Le agradecemos que nos haya compartido… 

 

SENADOR RICARDO MONREAL: Aquí están los tres libros en la pantalla, tres libros; aunque faltó uno, el Tomo 2 de Grandes Reformas, pero a mí en lo personal, cuando escribí este libro de China, no sé si esté, porque algunos de estos libros míos que son 36, se pueden descargar gratis en la página www.ricardomonrealavila, página web, y hay algunos libros que pueden descargarse gratuitamente cuando puedo negociar con la editorial. Algunos otros no, estos últimos creo que no, no recuerdo; quizás el de Grandes Reformas sí, el de China no estoy muy seguro. 

 

Pero el de China, que lo terminé hace como tres años, porque la última vez que fui a China fue en 2017, ya hace cuatro años, y lo escribí estando allá.  

 

Tengo amigos en la Cancillería China y tengo amigos desde entonces, desde el 88, con los que mantengo comunicación y eran jóvenes, aquí estudiaron algunos de esos chinos, estudiaron en el Colegio de México en el 88, ahí los conocí, ahora son funcionarios del gobierno chino y tenemos una comunicación, por eso está muy actualizado el libro sobre retos económicos, políticos y sociales de China.  

 

Pero adelante el otro bloque, por favor. 

 

JAIME ALONSO ROSAS: Le agradecemos, senador, que se haya tomado el tiempo de compartir estas grandes obras para poder tomarlas en cuenta en nuestro desarrollo, tanto para los politólogos, como internacionalistas, como abogados que se encuentran.  

 

Sabemos que la FES Acatlán es una universidad multidisciplinaria, ya que se encuentran de múltiples áreas científicas, le agradecemos enormemente. Y claro que lo checaremos en su portal y, si no, acudiremos a las librerías correspondientes para atender esta recomendación. 

 

En otro bloque juntamos un poco las preguntas, ya que son un poco parecidas.  

 

En primer lugar, el caso de Julio César nos pregunta: 

 

“Buenos días. Antes que nada quiero mandarle un saludo y agradecimiento por estar acá en nuestra querida FES Acatlán, quería preguntarle: ¿Cómo ha recibido la Junta de Coordinación Política la intención de algunos senadores de integrarse como bloque independiente a los partidos políticos de dónde proceden? ¿Y cuál es su consejo para construir consensos en los acuerdos legislativos?” 

 

Esa es la primera. 

 

Segunda, se conjuntan un poco como Leoncio López como Ángel Sebastián. “Desde su experiencia, ¿cuál ha sido el momento más complejo y la negociación más difícil que ha tenido en el Senado? Es decir, ¿cuál es su reto más difícil que en estos tres años como senador? -Bueno, sabemos que ha estado dos veces anteriores- pero en esta ocasión ¿cuál es el reto más difícil que se ha afrontado desde 2018?” 

 

Y, por último, Karen Lizeth nos pregunta: “¿Cuál es su opinión en cuanto a los retos y beneficios que tiene el Tratado México-Estados Unidos-Canadá, el TMEC para nuestro país?” 

 

SENADOR RICARDO MONREAL: ¿Quién pregunta esta última? 

 

JAIME ALONSO ROSAS: Karen Lizeth.  

 

SENADOR RICARDO MONREAL: Karen, muy bien. 

 

Bueno, primero Julio César, es una pregunta muy actual porque es interesante; es una pregunta que está ahora en este momento y que se la voy a responder, porque esta semana fue el lunes; yo empiezo muy temprano mis actividades, a las siete y a las siete y media recibí a cuatro senadores: Germán Martínez, Madero y dos del PT.  

 

Dije, ¿y por qué vienen de tres partidos distintos? PT, Morena y PAN, y el independiente. Los recibí y me dijeron que tenían la intención de formar un grupo parlamentario.  

 

Déjenme decirles, los que somos abogados, quizá estemos deformados por la forma en que nos enseñan o la forma en que enseñamos el derecho. 

 

Jurídicamente no es posible, constitucionalmente no es posible porque hay prohibición, o hay literalmente expresiones sobre cómo se constituyen los grupos parlamentarios. 

 

Tienen que ser al inicio de la Legislatura y tienen que tener como referente un partido político con registro nacional. 

 

Es decir, de acuerdo con la Constitución y la Ley, los únicos que pueden ser grupos parlamentarios, dichos así formalmente, son aquellos que tienen partidos políticos nacionales. Los grupos parlamentarios se integran por su afinidad ideológica. 

 

Por eso, el Grupo Parlamentario del PAN, el Grupo Parlamentario del PRI, el Grupo Parlamentario de Morena, el Grupo Parlamentario del PT, porque tienen referente político nacional. 

 

Es la primera vez que yo veo, en muchos años de mi vida, que se integra un Grupo Parlamentario con distintas ideologías: El PAN, el PT, Morena e independientes; o sin Partido. 

 

Porque son; en la connotación parlamentaria no son senadores independientes; son senadores sin Partido. 

 

Y, en este sentido, si atendemos a la Constitución y a la Ley de manera estricta, les diría que no procede constituirse como Grupo Parlamentario. 

 

Entonces, yo lo que he dicho, de qué forma podríamos decir sí a esta decisión de cinco senadores de distintos partidos, de constituirse en un Grupo, sin que tenga la connotación de Grupo Parlamentario, sin asociación -¡no!; es otro-; Asociación Civil, digo, una asociación, una agrupación, una… no lo sé. 

 

Estamos buscar la manera de cómo dejar a salvo su libertad de asociarse, de expresarse, de opinar en el Pleno del Parlamento, porque son senadores con legitimidad, o que fueron electos ya sea por la vía de mayoría, por la vía de la representación proporcional. 

 

Yo lo veo con apertura y con flexibilidad. Hay algunos que no lo hacen, pero pronto vamos a definirlo. 

 

El lunes o martes, Julio César, tenemos que definir qué característica, o qué categoría, o qué respuesta les vamos a dar a los cinco senadores y senadoras que han planteado este asunto. 

 

En el fondo, yo podría decir qué es lo que queremos. Queremos fortalecer al régimen de partidos, o queremos balcanizar la participación política. 

 

Porque si nosotros autorizamos, la Junta de Coordinación Política, que se integra por los grupos parlamentarios y se tiene voto ponderado, si se autoriza el deseo, primero, se viola la Constitución y la Ley, y luego se puede ir a la Constitución de tantos grupos existan. 

 

Es decir, divida 128 entre 5, y sería complicadísimo celebrar acuerdos y consensos con 25 o 30 grupos; 25, 26 grupos parlamentarios distintos. 

 

Entonces, por eso, tiene que atenderse la naturaleza del régimen político en el que vivimos, y si se quiere fortalecer el régimen de partidos, o se quiere debilitar o balcanizar el régimen de partidos. 

 

Es un gran debate; no es un debate sencillo. Pero yo pienso; miren, el otro día me recordaron, y es cierto, cuando fui diputado, del 12 al 15, hace ya casi 10 años, la más reciente que fui diputado federal, se constituyó el Partido Morena, desde el 2014 empezamos. Yo era coordinador del Grupo Parlamentario Movimiento Ciudadano, del 12 al 15; y luego se constituyó Morena como partido político y nos entregaron el registro formal, como partido político, en el 15, Morena. 

 

Entonces, los que estábamos en Movimiento Ciudadano, que habíamos contribuido a formar Morena, quisimos hacer el grupo parlamentario de Morena; ¿por qué? Porque ya había partido político nacional y, lo planteamos, éramos 14, hicimos un acta notarial, expresamos nuestro deseo de formar un grupo parlamentario Morena dado que ya teníamos partido político nacional. Y nos fue negado, en el 15. 

 

Y, entonces la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, dijo: no les puedo dar el trato de grupo parlamentario ni darles prerrogativas ni darles asientos ni darles oficinas ni darles nada; pero yo respeto si se quieren constituir como agrupación, sin voto en la Junta de Coordinación Política y sin prerrogativas ni recursos. 

 

Y yo, lo que respondí, como era coordinador y estaba planteando la constitución de este grupo, dije: nosotros no estamos pidiendo dinero ni oficinas más amplias o más cómodas o prebendas. No, lo que queremos es que se escuche nuestra voz como una expresión política naciente, pero de un partido político que había obtenido el registro en el 15.  

 

Y se nos negó en ese momento, porque la ley y la Constitución no lo permitían, sin embargo nos convertimos en un grupo de opinión, de todos modos hicimos el grupo de Morena, sin que recibiéramos dinero, porque no queríamos dinero, no era el problema el dinero: el problema era cómo expresar y cómo manifestar a la población nuestras ideas como un partido naciente, que era Morena. Esa es la historia de los grupos parlamentarios. 

 

Ya habido varios intentos, Julio César, había el grupo galileo, había un grupo del PANAL, había el grupo del PT; en varias ocasiones han intentado hacer grupos parlamentarios, y en todas, sin excepción, se han negado. Incluso han ido a la Corte, vía amparo, vía acciones distintas, y la Corte se ha negado a intervenir en la vida interna de los grupos parlamentarios y del Parlamento mexicano. 

 

Más o menos esta es mi explicación, Julio César. 

 

Va a seguir el tema, el martes tomaremos la decisión y yo me inclino como lo dije, como dar paso a una figura intermedia. Y estoy en eso, buscando la solución para plantearle a los demás grupos parlamentarios. 

 

Hay opiniones distintas, que respeto. Hay desde las que dicen “es ilegal, es inconstitucional y no se puede admitir”, como precedente; hasta la mía, que dice “busquemos de qué manera decimos sí a este proceso de formación”. 

 

Ángel y el joven López, Ángel Sebastián, me preguntan sobre los retos más difíciles en este 2018. 

 

Miren, los retos más difíciles es, el proceso de transición política., para mí. Es una expectativa enorme que se generó en el 17 y 18, porque el triunfo del Presidente López Obrador no tiene precedente, no tiene precedente en la historia moderna de México. Y yo sí creo que hubo una expectativa impresionante de todos los sectores, incluyendo sectores económicos, sectores intelectuales, no se diga los jóvenes, sectores académicos. 

 

Y el reto más grande que en el Senado, a mí me ha parecido difícil, son las reformas constitucionales. Una particularmente, fue la Guardia Nacional; sí batallé bastante… 

 

No, es otro, es el más reciente. Es sobre economía, pregúntenle a…  

 

Es que estoy buscándole un libro a quien me preguntó, por eso estaba aquí con un compañero. 

 

Bueno, déjenme decirles, entonces Ángel, a todos les digo, la Guardia Nacional porque, como nos enviaron la iniciativa de Cámara de Diputados, venía una guardia militar. Y entonces, había dificultad para aprobarla; batallamos muchos días y al final, logramos por unanimidad sacarla al otorgar mando civil. Es una buena, siempre, porque aquí también me dice cuáles son los consejos, los retos más difíciles y Karen Lizeth también me pregunta lo del TMEC, pero a Ángel y a López les digo: Paciencia.  

 

¿Cómo lograr los consensos? No desesperarse. Es de resistencia, de escuchar, de no desesperarse, de no enojarse, de tender puentes, de buscar redacciones. Es decir, son ejercicios de días, ¿eh? No crean ustedes que 15 o 20 minutos, no, son ejercicios de horas, de días, de semanas.  

 

Y para mí uno de los temas más complicados de la Legislatura que no pude lograr el consenso y que hubo una fuerte reacción de la oposición, podría decirle, el nombramiento de la Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, fue muy pesado el ambiente, muy pesado. 

 

Y otro ambiente que era más político, ese sí fue ríspido el debate. Y otro que medio se generó una polarización, fue cuando el PAN denunció que había micrófonos en sus oficinas, que finalmente resultó falso, no era cierto; eran desde el 2011 que se construyó el edificio, eran cables que existían, pero eso lo determinaron especialistas de la Fiscalía General de la República, se demostró era un discurso político.  

 

Yo incluso después no hice caso del dictamen, porque evidenciaba al PAN de que era sólo un ardid político y ya no quise confrontarme con ellos. Quizás ese sea uno de los episodios más difíciles. 

 

Y siempre que hay reformas constitucionales, siempre hay dificultad.  

 

¿Cómo construir los consensos? Con respeto.  

 

Hay que actuar con mucha tolerancia, no atacar, no descalificar al adversario aquí es clave, porque los resentimientos no sólo son en el debate sino son en todas partes; y aquí todo el día nos vemos, nos encontramos, estamos de escaño a escaño o en las comisiones de asiento a asiento, entonces no conviene generar reacciones encontradas permanentemente.  

 

El debate es el debate. A veces hay debates pesados, ríspidos, duros, pero los que somos parlamentarios decimos: Se vale. 

 

Y los que provenimos de la oposición, que hemos sido muchos años opositores, somos más tolerantes porque ya fuimos oposición y porque en algún momento también actuamos de la misma forma.  

 

Cuando yo escucho un discurso apasionado o un discurso duro y me preguntan mis compañeros: Oye, no se vale. A ver, Ricardo, ¿no le vamos a contestar? Yo les digo: Tranquilos, quizá nosotros fuimos más duros que ellos. Ellos están en la oposición y tienen el derecho de expresar su punto de vista sobre lo que está pasando.  

 

Te ayuda mucho haber sido opositor y luego convertirte en Gobierno, porque actúas con tolerancia, con paciencia, con actitud de resistencia.  

 

El otro tema es el que me pregunta Karen Lizeth. Karen, sí, el TMEC es de los grandes retos. También a ti, si me das tu domicilio, te voy a mandar, digo, no tu domicilio, a la escuela o no sé, te voy a mandar un libro también que se llama inversión... Tengo dos libros, pero el más reciente.  

 

Éste es un libro que escribí del TLCAN, o sea, del Tratado de Libre Comercio al TMEC. Es un libro pequeño de apenas 120 páginas, éste es uno de ellos, del TLCAN al TMEC, te lo voy a enviar si quieres profundizar y éste es el más reciente. Éste lo escribí hace un año y medio, que es este “Inversión y Comercio para la región de América del Norte”. Éste habla sobre los beneficios del TMEC.  

 

Ésta es una edición de Miguel Ángel Porrúa o de Porrúa, pero como a mí me dan un porcentaje de libros, creo que 80, cuando son ediciones de 3 mil, te puedo enviar uno de los míos, a Karen Lizeth.  

 

Si el moderador o algún organizador me da tus datos, te envío junto con el de China y junto con los otros que les dije que les enviaría. Bueno, esas son las tres preguntas. 

 

Yo sí veo, Karen, muchas posibilidades de crecimiento con el Acuerdo Comercial. 

 

Ahora, la semana pasada; ya había hablado con la embajadora de Gran Bretaña, de Reino Unido, pero recientemente han formalizado, el Gobierno Inglés, su deseo de constituir o de firmar un tratado comercial con México, de manera directa. 

 

Recuerden que después del Brexit, Reino Unido se separó de la Comunidad Económica Europea y ellos ya están fuera de esta agrupación económica en Europa, y ahora están haciendo acuerdos comerciales directos con los países, y quieren hacer un acuerdo con el T-MEC, pero particularmente con México. 

 

Pero México no puede suscribir ningún acuerdo comercial si no se conviene y si no se acuerda con nuestros socios comerciales de la Región. Es decir, Canadá y Estados Unidos. 

 

Pues esa es la respuesta a este bloque, este último bloque, Jaime. 

 

JAIME ALONSO ROSAS: Le agradezco muchísimo, estimado senador, por sus atinadas respuestas a estas preguntas que formuló la comunidad de estudiantes de la ENEP Acatlán. 

 

Y, antes de ir con el cierre de la sesión, le daré la palabra al doctor Manuel Martínez Justo, el director de nuestra Facultad, ya que nos va a brindar un comentario global acerca de su ponencia; una reflexión sobre estas preguntas y respuestas que estuvo respondiendo. 

 

DOCTOR MANUEL MARTÍNEZ JUSTO: Muchas gracias, Alonso; muchas gracias, senador. 

 

Básicamente lo que quiero es agradecer la generosidad de su tiempo, el compartir con nuestra comunidad, con la comunidad de alumnos y docentes, sus experiencias. 

 

Sí que no es un trabajo fácil el que realiza. Generar consensos nunca es nada sencillo, sobre todo reconociendo las discrepancias, reconociendo las diferencias que existen entre unos y otros. 

 

Pero, por eso mismo, el trabajo y la experiencia que usted nos ha transmitido, creo que va a ser muy aleccionadora. 

 

Yo me imagino que retos ha habido muchos, desde esa regiduría de inicio a ser el Coordinador, presidente de la Junta de Coordinación Política, pasando por la gubernatura de un Estado, que no es nada sencillo de gobernar. 

 

Pero, desde luego, todas estas experiencias creo que lo han fortalecido, lo han hecho un hombre paciente, un hombre que tiene esa capacidad de poder lograr consensos, que es lo que esperamos de un presidente de la Junta de Coordinación Política, y de un hombre con visión de estadista, que sabe legislar. 

 

Senador: Muchísimas gracias. 

 

Esta es su casa y lo será siempre, no solamente la Facultad de Derecho, como lo he dicho en alguna ocasión, como se lo he dicho, sino también esta Facultad de Estudios Superiores Acatlán, y le agradezco muchísimo la generosidad de su tiempo. 

 

Le voy a ceder la palabra, otra vez, a Alonso, para que le hagan entrega, también, del reconocimiento que queremos otorgarle por parte de esta Facultad y de este Seminario. 

 

JAIME ALONSO ROSAS: Muchas gracias, doctor, por sus atinadas observaciones y comentarios hacia el senador. 

 

Y, ahora, procederé a darle la palabra a la alumna María Fernanda Ortega Munguía, quien es parte de esta Red de Amigos Universitarios, que nos coordinamos con autoridades de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, para poder realizar este Seminario, quien le hará entrega de un reconocimiento de manera simbólica, pero que sin duda se lo haremos llegar a su equipo, para que usted lo pueda tener, que es un pequeño detalle, pero aún así sabemos que es un gran agradecimiento y, como lo externamos, de parte de la comunidad estudiantil. 

 

MARÍA FERNANDA ORTEGA MUNGUÍA: Senador: 

 

Le agradecemos enormemente de nueva cuenta su presencia el día de hoy, con todos nosotros, las y los estudiantes de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán. 

 

La Facultad le otorga el presente reconocimiento a usted, senador Ricardo Monreal Ávila, por su participación en esta primera sesión del seminario “El Ejercicio Legislativo y de Servicio Público: Experiencias en Tiempo de Pandemia”, con fecha de hoy, 30 de septiembre de 2021, y, por supuesto, con firma de nuestro estimado director, el doctor Manuel Martínez Justo. 

 

Le haremos llegar este reconocimiento y le enviamos un abrazo a la distancia esperando, como lo dijo mi compañero Alonso, poder saludarlo cuando las condiciones lo permitan. 

 

JAIME ALONSO ROSAS: Bueno, le enviamos virtualmente, a la distancia, un gran abrazo al senador. 

 

Y, antes de ir hacia la conclusión, sabemos que usted es parte de la comunidad de la Universidad Nacional Autónoma de México. 

 

Así que, para ir cerrando, queremos invitar también a los presentes que se encuentran en sesión de zoom, que, si pueden prender su cámara e invitar, senador, y a nuestras autoridades, para entonar un Goya, que, como comunidad universitaria, siempre nos sentimos orgullosos de entonarlo para festejar el inicio de eventos, como los que tenemos ahora. 

 

(Concluye el acto con el Goya de la UNAM)