Search - EDocman
Buscar - Categorías
Buscar - Contactos
Buscar - Contenido
Buscar - Canales electrónicos
Buscar - Etiquetas

Versión estenográfica de la visita al Senado de la República, de una delegación del Senado del Parlamento de la República Checa, encabezada por Tomáš Goláň, presidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos y Constitucionales, recibidos por la senadora Olga Sánchez Cordero, presidenta de la Mesa Directiva.

 

 

SENADORA OLGA SÁNCHEZ CORDERO: Muy buenos días a todas, a todos ustedes. 

 

A nombre de mis compañeras senadoras y compañeros senadores, quiero extender la más cordial bienvenida a la Delegación del Senado de la República Checa, que hoy nos distingue con su valiosa visita y que se encuentra integrada por los senadores Tomáš Goláň. Muchas gracias, Tomáš; Jan Holásek, muchas gracias. Pavel Karnik y Martin Serviseck, muchas gracias. 

 

Además del excelentísimo señor Zdeněk Kubánek, embajador extraordinario y plenipotenciario de ese país, en México. 

 

De igual modo, les doy la bienvenida a los funcionarios de esta representación diplomática, que forman parte de la delegación. Muchas gracias. 

 

Mis compañeros senadores aquí presentes, quisiera yo que también se presentaran, por favor, si son tan amables. 

 

SENADORA GABRIELA BENAVIDES COBOS: Gracias, señora Presidenta. 

 

Senadora Gabriela Benavides Cobos, presidenta de la Comisión de Relaciones Internacionales con Europa, del Partido Verde Ecologista de México. Gracias. 

 

SENADOR EMILIO ÁLVAREZ ICAZA: Buenos días. Bienvenidos y bienvenidas, es un gusto tenerles acá en el Senado mexicano. 

 

Ni nombre es Emilio Álvarez Icaza, soy senador por la Ciudad de México, soy vicecoordinador del Grupo Plural y secretario de la Comisión de Derechos Humanos. 

 

Grande alegría tenerlos acá. 

 

SENADOR NAVOR ALBERTO ROJAS MANCERA: Bienvenidas, bienvenidos.  

 

Navor Alberto Rojas Mancera, del estado de Hidalgo, del Partido Morena, secretario de la Comisión de Marina. Bienvenidos. 

 

SENADOR RAFAEL ESPINO DE LA PEÑA: Buenos días, también bienvenidos. 

 

Rafael Espino, miembro del Grupo Parlamentario de Morena y presidente de la Comisión de Justicia del Senado de la República. 

 

SENADOR EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR: Buenos días, soy Eduardo Ramírez, senador por el estado de Chiapas, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales. 

 

Sea bienvenida la delegación de la República Checa. Muchas gracias, presidenta, por la invitación. 

 

SENADORA OLGA SÁNCHEZ CORDERO: Y el senador Mancera. 

 

SENADOR MIGUEL ÁNGEL MANCERA: Gracias, Presidenta. 

 

Muy buenos días, a todas y todos ustedes. Por supuesto darle la más cordial bienvenida al Senado de la República de nuestro país y esperamos que los trabajos sean de beneficio para ambas naciones y obviamente, esperamos aprender mucho de lo que nos van a platicar y conversar con ustedes. 

 

Muchísimas gracias. 

 

SENADORA OLGA SÁNCHEZ CORDERO: Muchas gracias. 

 

Seguramente su país pasa algo similar, desde el punto de vista constitucional, la Constitución asigna al Senado de la República, la facultad exclusiva de analizar la política exterior y la ratificación de tratados internacionales. 

 

En México, el funcionamiento del Estado se basa en una separación de poderes, cuya historia se remonta al siglo XIX, en 1824, en la Primera Constitución Mexicana. En este ordenamiento, se estableció un sistema bicameral, otorgando funciones de representación popular a la Cámara de Diputados; mientras que el Senado de la República fungía y funge como depositario del Pacto Federal. 

 

Posteriormente, en 1857, también se promulgó una nueva Carta Magna que suprimió la Cámara Alta, la Cámara de Senadores, y no sería restablecida legalmente, sino hasta noviembre de 1874 e integrada en 1875. 

 

Posteriormente, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos promulgada tras la Revolución, y vigente desde 1917, confirmó un Poder Legislativo conformado de manera bicameral. 

 

Éste, con un Senado integrado por dos miembros de cada estado y otros dos por el entonces llamado Distrito Federal, hoy Ciudad de México. Que, como vieron, el señor senador Emilio Álvarez Icaza es senador de la Ciudad de México, y mis compañeros se presentaron como representantes de los diversos estados de la República. 

 

En 1917, este Senado estaría integrado por, les decía yo, dos miembros de cada estado y otros dos por la Ciudad de México. 

 

Sede de los Poderes de la Unión, electos en ese tiempo de manera directa para un periodo de cuatro años, renovándose por mitad cada dos años. 

 

En 1933, se amplió el periodo del mandato de los senadores, quedando en seis años, y se suprimió la reelección inmediata para el cargo de senador.  

 

El desarrollo político y la evolución demográfica del país, demandaron que en 1993 se renovara la composición de esta Cámara, quedando integrada por cuatro senadores por cada estado, más cuatro de la capital mexicana; de los cuales tres serían electos por el principio de votación mayoritaria y uno más sería asignado a la primera minoría.  

 

Finalmente, en 1996 se reformó la Constitución, estableciendo el sistema vigente en el que la Cámara de Senadores cuenta con 128 integrantes, de los cuales dos son electos según el principio de mayoría relativa, y uno es asignado a la primera minoría; y los 32 restantes, son electos de acuerdo al principio de representación proporcional de una lista nacional cerrada.  

 

En cuanto a la participación de las mujeres, que es muy importante esto, hace casi 60 años se eligieron a las dos primeras senadoras; una de ellas, la senadora María Lavalle Urbina, que encabezó, por cierto, la presidencia de este cuerpo legislativo en 1965.  

 

Hoy, en las dos Cámaras del Congreso, logramos por primera vez en la historia la paridad, igual número de mujeres, igual número de hombres.  

 

Esto ha sido un gran salto cuantitativo y yo diría también, porque no solamente cuantitativo sino también de calidad. 

 

¿Por qué? Porque un congreso paritario siempre tendrá otra visión; por una parte el 50 por ciento y por otra parte el 50 por ciento.  

 

Nosotros elevamos a rango constitucional el principio paritario, y este principio paritario es transversal a toda la Constitución y a las leyes secundarias. Esta es realmente una gran victoria de que hemos logrado por esta auténtica paridad de género. 

 

Los actores políticos facultados para iniciar los procesos legislativos, son el Presidente de la República, las legislaturas de los estados, las y los diputados, y las y los senadores. 

 

Y las y los ciudadanos en un número equivalente por lo menos al 13 por ciento de la lista nominal de electores. Todos éstos tienen la facultad de iniciativa. 

 

Estos últimos, los ciudadanos y las ciudadanas, presentan sus propuestas ante cualquiera de las cámaras del Congres de la Unión para su estudio, discusión y, en su caso, aprobación. 

 

Estos son, digamos, los sujetos que tienen la legitimación para presentar las iniciativas de ley. 

 

Posteriormente viene el trabajo de las Comisiones, donde se analizan estos proyectos; se emite, según sea el caso, opiniones, resoluciones o dictámenes para ser discutidos en el Pleno, máximo cuerpo deliberativo de esta Soberanía. 

 

Durante su proceso de discusión, los dictámenes son sometidos a dos lecturas: El primero, para dar a conocer el contenido. Y, el segundo, para debatirlo y votarlo. Dos veces. 

 

Por su parte, los proyectos de ley o decretos, se votan en lo general y en lo particular, y dependiendo de su relevancia, este acto puede realizarse en una sola votación o por separado. 

 

En el caso de que la votación sea negativa, el proyecto es regresado a la Comisión o desechado, mientras que, si es aprobado, es remitido a nuestra colegisladora, a la Cámara de Diputados, para su discusión, y, en su caso, su aprobación. Esto, siempre y cuando no sea el caso de una de las facultades exclusivas de alguna de las cámaras. 

 

Por último, en caso de ser aprobado, se envía al Ejecutivo Federal, el cual podrá actuar en dos sentidos: Realizar observaciones, en cuyo caso se remite nuevamente a la Cámara de origen para solventarlas, o promulgarlo y ordenar su publicación en el Diario Oficial de la Federación. 

 

Esas son, digamos, las actuaciones del Ejecutivo Federal. 

 

Adicionalmente, este Senado se apoya en órganos técnicos, como el Centro de Estudios Internacionales Gilberto Bosques -que aquí está Aliza, la Directora General, y lleva todas las relaciones internacionales-, y el Instituto Belisario Domínguez, que es un Instituto académico, de investigación, muy importante. 

 

Sin más por añadir por el momento, les invito a que avancemos en nuestro programa para que tengamos la oportunidad de intercambiar más detalles acerca de las iniciativas y agendas que se encuentran trabajando en nuestros respectivos parlamentos. 

 

Nuevamente sean ustedes muy bienvenidos. 

 

SENADOR TOMÁŠ GOLÁŇ (Interpretación del Checo al español): Distinguida Presidenta y apreciadas senadoras, senadores. Queridos colegas. 

 

Para nuestra comisión del Senado del Parlamento de la República, es un gran honor estar presente en esta reunión, en este ambiente tan agradable. 

 

Sabemos que México juega un rol muy importante en el panorama internacional. Sabemos que es un país muy grande, con 126 millones de habitantes, es decir, ustedes juegan un rol importante en la economía mundial, ya que son la décima quinta economía más potente del mundo y forman parte del Grupo G20, un grupo muy reconocido a nivel económico. 

 

Estudiando las predicciones del Banco Mundial, se supone que en el año 2030 México debería convertirse en la novena economía más potente del mundo, incluso en el año 2050, ustedes deben ser la séptima economía mundial. 

 

Entonces, me place comentar que nuestras mutuas relaciones gozan de magníficas condiciones y son muy cordiales. Cómo no hay que comentar que este año celebramos el primer centenario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre la República Checa y México. 

 

Por supuesto, somos conscientes de que una de las avenidas que tienen ustedes aquí en la capital, lleva el nombre de nuestro primer Presidente, Tomáš Garrigue Masaryk, y sabemos que incluso hay una escuela Secundaria que lleva el nombre Masaryk, incluso si lo saben, la actual Embajadora de México ante la República Checa, había estudiado en dicha escuela. 

 

Somos conscientes de que México representa nuestro socio principal en el Continente latinoamericano, es decir, la República Checa representa el 54 por ciento del comercio mutuo que tenemos con los diferentes países de América Latina. Luego sigue Brasil, que ocupa el 18 por ciento del comercio mutuo, así que entonces podemos ver la importancia de las relaciones comerciales que tenemos entre nuestros países. 

 

Así que una vez más, reitero mi agradecimiento por poder visitar México y por poder debatir con ustedes varios temas. Espero con impaciencia los temas que podamos abrir, estaré dispuesto a contestar todas sus preguntas. 

 

Si me permiten, antes de contestar sus preguntas, me gustaría en forma, presentarles cómo funciona nuestro Parlamento. 

 

Presidenta, es muy interesante escuchar cómo funciona el proceso legislativo de su país. Espero que a usted le resulte igualmente interesante el mismo proceso de nuestro país. 

 

Nuestro proceso legislativo es diferente. En primer lugar, me gustaría explicar un poco cómo funciona nuestro Senado y su funcionamiento. 

 

El año pasado, ustedes celebraron el aniversario 200 de su independencia, nuestro país como República es más reciente, puesto que esta forma se estableció tras terminarse la Primera Guerra Mundial, en 1918. 

 

Presidenta, seguro les agradará escuchar que fuimos uno de los primeros países europeos que estableció la elección para las mujeres, en el año 1920. No obstante, el primer Senado se estableció en el año 1922 y los primeros integrantes del Senado no obstante no se elegían de forma directa, sino que los elegían los diputados. 

 

Eso se daba por los tiempos que vivíamos, poco después de la Primera Guerra Mundial, puesto que nuestra sociedad aún no estaba preparada para otro tipo de elección. 

 

No obstante, aquel Senado entonces funcionaba tan sólo al año 1938, cuando en Europa y en Alemania, sobre todo, empieza la región nazi y nuestro país tuvo que someterse al llamado Pacto de Múnich; lo ciudadanos de nuestro país saben muy bien que la ejecutiva de entonces rechazó dicho pacto que proponía Hitler.  

 

A continuación, estalla la Segunda Guerra Mundial y tras la Segunda Guerra Mundial, en el año 1948, cambia el sistema político de nuestro país; empieza el sistema comunista.  

 

No obstante, los comunistas no apoyaban el sistema parlamentario, así es que se puede decir que el sistema bicameral no existía hasta el año 1989.  

 

En 1990, tuvimos las primeras elecciones libres y en aquel entonces aún la Constitución no contaba con el Senado. Tan sólo la primera Constitución de la República Checa, tras la separación de la antigua Checoslovaquia, su división de la República Checa y  la República Eslovaca, se establece el funcionamiento del Senado. Hablamos del 1º de enero del año 93. 

 

La primera Constitución del 93, estipula el funcionamiento del Senado, tan sólo se establece en el año 1996, cuando tuvimos las primeras elecciones en el Senado.  

 

En aquel entonces, se dio una situación bastante curiosa. Nuestros senadores se eligen por el periodo de seis años y cada dos años se renueva un tercio del Senado. 

 

A continuación le explicaré el número de senadores como entonces funcionamos.  

 

Quiero aclarar esta situación puesto que en aquellas primeras elecciones se eligieron los 81 senadores, que son todos los integrantes del Senado, y había que estipular cómo se turnarían cada dos años, así que realmente se dio un sorteo.  

 

Algunos entonces eligieron ejercer su periodo ejecutivo durante dos años, otros cuatro años y luego seis años. De esta forma se hizo el primer cambio en el Senado, tras los dos años de elecciones.  

 

Ahora, por supuesto, no nos podemos imaginar semejante situación.  

 

Acabo de comentar que contamos con 81 senadores, puesto que contamos con 81 distritos para las elecciones al Senado. 

 

No obstante, dichos distritos no corresponden a las comarcas, simplemente se utilizan en los comicios al Senado.  

 

Creemos que en cada distrito contamos con más o menos el mismo número de votantes; es decir, cada distrito cuenta con unos 130 mil votantes. No olviden que nuestro país es mucho más pequeño que el de ustedes. 

 

Así que de esta forma, el mandato de (inaudible) cuenta más o menos con el mismo peso.  

 

Utilizamos el sistema mayoritario absoluto y hay 12 rondas; es decir, tras la primera siguen los dos senadores y el que gane mayor al 50 por ciento, luego es nombrado senador durante seis años.  

 

Nosotros denominamos el Senado como un seguro de la democracia, puesto que sin el Senado no se puede modificar la Constitución.  

 

El Senado nombra a los jueces del Tribunal Constitucional y también aprobamos a los diferentes directivos que forman parte de la Administración Pública, por ejemplo, el Presidente de la Contraloría del Estado, etcétera.  

 

No obstante, el Senado no aprueba el presupuesto estatal; eso lo hace tan sólo la Cámara de Diputados. 

 

Ya que usted comenta de forma detallada las iniciativas legales y que más presenta, entonces en nuestro país puede ser el Presidente de la República, el Gobierno, la Cámara de Diputados, el Senado y los diferentes gobiernos regionales. 

 

No obstante, el proceso legislativo funciona de forma un poco diferente. Las leyes se van reparando en el Gobierno, que cuenta con el Consejo Legislativo, donde se reciben todas las enmiendas, todos los comentarios de todas las entidades diferentes; las diferentes asociaciones, etcétera. 

 

Así que en el marco de las iniciativas gubernamentales existe el esfuerzo de contar con todos los integrantes, con todos a los que les atañe dicha ley. 

 

Así que pueden imaginarse que entonces la mayor parte de las leyes se establece a través del Poder Ejecutivo. Una vez preparada dicha ley por parte del Gobierno, se traspasa a la Cámara de Diputados. 

 

En la Cámara de Diputados se realiza la primera lectura; por supuesto se abre un debate, y luego, a continuación, las leyes se envían a las comisiones correspondientes. Por supuesto, depende de qué trata dicha ley. Así que, según eso, se distribuyen a las comisiones. 

 

Aún sigo hablando de la Cámara de Diputados. 

 

Una vez que se aprueba la postura de las diferentes comisiones, entonces se realiza la llamada segunda lectura y en el marco de la segunda lectura se realiza el debate más importante, muy emotivo a veces, y en el marco de dicha lectura, también se pueden presentar las diferentes enmiendas. 

 

Por ejemplo, si la oposición no está de acuerdo, o incluso los diputados del gobierno, o de repente se descubren algunos errores. Así que para ello sirve la llamada segunda lectura. 

 

Tras la votación sobre las enmiendas, entonces se realiza la tercera lectura, donde se somete a la votación en su totalidad. 

 

Una vez aprobada la ley, mediante la tercera lectura en la Cámara de Diputados, se envía al Senado, y el Senado tiene el deber, en el marco de 30 días, dedicarse al estudio de dicha ley. 

 

Por supuesto, el Senado puede tomar la decisión de no estudiar la ley concreta. Y en este caso la ley entra en vigor en la forma; en, digamos, como nos lo envían de la Cámara de Diputados. No obstante, eso no ocurre con mucha frecuencia. 

 

Habitualmente estudiamos todas las leyes recibidas por parte de la Cámara de Diputados y tenemos la Comisión que organiza esta labor y las diferentes comisiones estudian todas las partes de ley y a continuación en el Pleno del Senado tenemos una sola lectura. 

 

Por supuesto, el Senado tiene varias opciones. Existe la opción de no estudiar la ley en concreto, o, por supuesto, aprobarla literalmente como la recibimos de la Cámara de Diputados, o podemos rechazar una ley también. 

 

Si no se da ninguna de las opciones mencionadas, entonces a continuación se realiza lo que denominamos el debate detallado y en el marco de dicho detalle del debate, los diferentes senadores pueden presentar sus enmiendas. 

 

Una vez aprobadas dichas enmiendas, la ley se somete a la votación, incluidas las nuevas enmiendas presentadas y una vez terminado este proceso devolvemos la ley a la Cámara de Diputados. 

 

Es importante comentar que la Cámara de Diputados no cuenta con una fecha máxima hasta cuándo tienen que dedicarse al estudio de las leyes devueltas por parte del Senado, al estudiar su Senado, su Congreso, sus facultades y yo creo que su Senado cuenta con más mandato. No obstante, como dije, se trata de leyes muy útiles, usualmente la Cámara de Diputados retoma la ley devuelta, en un plazo razonable. 

 

A continuación se realiza la votación. Si se trata de una propuesta de ley devuelta, entonces la Cámara de Diputados tiene que superar el rechazo del Senado con la mayoría absoluta, en donde contamos con 200 diputados en la Cámara de Diputados. Si no se logra la mayoría absoluta, la ley no puede entrar en vigor y de esta forma termina todo el proceso legislativo. 

 

Si se trata de una ley devuelta por parte del Senado, con las enmiendas, entonces la Cámara de Diputados acude a dos opciones: primero se votan las enmiendas, solamente las enmiendas; aprobarse las enmiendas pasadas por parte del Senado, ya no se necesita la mayoría absoluta, pero si no se aprueban dichas enmiendas, la Cámara de Diputados tiene el deber de aprobar la versión original que había enviado al Senado, y ahí sí se necesita otra vez la aprobación por parte de la mayoría absoluta. De esta forma funciona el proceso legislativo de forma habitual. 

 

Como he comentado, también nuestro Senado puede crear leyes y cuenta con la iniciativa legislativa. Si por ejemplo, presentamos una propuesta de ley y 18 senadores aprueban dicha iniciativa, entonces se traspasa a las comisiones, se realiza la primera y la segunda lectura, y a continuación se envía a la Cámara de Diputados. 

 

Lamentablemente, repito, la Cámara de Diputados no cuenta con un plazo límite, hasta cuando tiene que estudiar las iniciativas devueltas por parte del Senado. 

 

Una vez aprobada la iniciativa por parte de la Cámara de Diputados, de nuevo la recibimos nosotros y la aprobamos en la tercera lectura. A lo largo de mi mandato, vivimos varias ocasiones el hecho de que se devuelven algunas leyes y precisamente la no existencia de un plazo máximo, eso nos complica muchas veces nuestra labor y a veces sentimos cierto desequilibrio dada esa no existencia del plazo límite. 

 

Distinguida Presidenta, usted comenta el equilibrio de género que tienen ustedes en ambas Cámaras. La verdad admiro estas iniciativas, para nosotros es algo novedoso; en nuestro Senado contamos tan sólo con 13 senadoras y justo por las razones que usted menciona, es importante contar con la visión femenina; puesto que nos puede enriquecer y puede enfocar los problemas de otra forma. 

 

A veces los hombres no somos capaces de entender ciertos problemas. 

 

Sé que usted se dedica a esta labor durante muchos años, admiro su trabajo y sus palabras corroboran que sí tiene sentido tratar de apoyar estas iniciativas, para que contemos con más mujeres en nuestra labor. 

 

Si me permite, en esta forma me gustaría concluir la presentación del proceso legislativo de nuestro país; aunque por supuesto, podríamos hablar largo y tendido de dicho proceso, pero no tenemos todo el día. Pueden darse cuenta de que nuestro sistema es algo diferente.  

 

Una vez más reitero mis agradecimientos por tener la oportunidad de reunirme con ustedes y por supuesto, estoy abierto a contestar cualquier pregunta que les surja. 

 

Esperamos con impaciencia nuestro debate. 

 

SENADORA OLGA SÁNCHEZ CORDERO: Muchas gracias, senador Tomáš Goláň, por sus palabras. 

 

Le pediría yo a Alisa, si no tienes inconveniente, moderar esta mesa. Por favor, Alisa. 

 

ALIZA CHELMINSKY: Muchas gracias, Presidenta. 

 

Antes de iniciar el diálogo parlamentario, agradeceremos su intervención al doctor Arturo Garita, Secretario General de Servicios Parlamentarios del Senado de México. 

 

DOCTOR ARTURO GARITA ALONSO: Muchas gracias.  

 

Trataré de ser muy breve y con el permiso de la Presidenta del Senado. Agradezco la oportunidad que me brindan de participar en esta reunión, destacando que los puntos de vista que verteré son a título personal, ya que la mesa es plural y cada grupo parlamentario tendría una visión distinta de lo que yo pudiese comentar; por lo tanto, los planteamientos serán a título personal y como órgano técnico del Senado.  

 

La Presidenta ya habló de lo que ha sido la estructura del Congreso Mexicano, solamente yo sería muy breve al destacar cuatro cualidades del Congreso Mexicano, que es donde reside la esencia de las diferencias con su Congreso.  

 

La primera gran diferencia es que tenemos un Congreso bicamaral simétrico, tiene facultades simétricas. Lo que aprueba una Cámara, lo debe aprobar necesariamente la otra; por lo tanto, la función legislativa de ambas Cámaras es en una labor de espejo. 

 

No puede aprobar una sola palabra una Cámara que no ratifique la otra Cámara. Por lo tanto, nuestro Congreso es bicamaral simétrico. 

 

Nuestro proceso legislativo es sucesivo, en etapas sucesivas y subsecuentes. Si una Cámara no está de acuerdo con lo que aprueba la otra, lo deberá regresar a la Cámara de origen para que ratifique, modifique o insista en su versión; por lo tanto, esta labor de espejo es necesaria en ambas Cámaras. 

 

También la figura de las tres lecturas, de hecho existía en el reglamento del Congreso en 1824, nada más que era el momento en que se presentaba la iniciativa y se debatía, y se consultaba a la Cámara si se tomaba en consideración. 

 

Y en ese momento, una vez que la Cámara aceptaba tomarlo en consideración, se turnaba a comisiones. Si la Cámara decía que no se aceptaba de tomar en consideración la iniciativa se desechaba.  

 

Por lo tanto, este primer debate que ustedes agregan como primera lectura, existía en ese reglamento de 1824. 

 

Actualmente nuestro Reglamento solamente prevé dos lecturas sucesivas en ambas Cámaras; por lo tanto, esta figura viene a darle economía procesal al procedimiento legislativo, pero esta figura existía en México desde 1824. 

 

Yo destacaría eso nada más. 

 

Nuestro proceso legislativo ha cambiado procedimentalmente de manera muy mínima desde 1824; sin embargo, se han incorporado nuevas figuras que los propios legisladores hablarán de ella como la iniciativa ciudadana, la iniciativa preferente, la figura de la revocación de mandato como figuras que vienen a oxigenar la participación de nuestra Suprema Corte de Justicia o el Tribunal Constitucional, en el caso de ustedes, viene a refrescar y a tratar de hacer mejores las leyes. 

 

Sería mi participación, Presidenta, solamente para destacar estas figuras mínimas.  

 

Gracias por su presencia y bienvenidos a México. 

 

ALIZA CHELMINSKY: Muchas gracias, doctor Garita.  

 

Vamos a iniciar ahora el diálogo parlamentario alternando entre integrantes de la Delegación de la República Checa e integrantes de la Delegación del Senado de México. 

 

Pido al senador Miguel Ángel Mancera iniciar esta conversación, por favor. 

 

El senador Miguel Ángel Mancera es el Coordinador del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.  

 

Adelante, senador. 

 

SENADOR MIGUEL ÁNGEL MANCERA ESPINOSA: Muchas gracias. 

 

Primero quisiera agradecer a la Presidenta del Senado de la República por esta invitación. 

 

Saludar a mis compañeras y compañeros del Senado y agradecer por la presencia a todos y cada uno de los distinguidos integrantes de esta Delegación.  

 

Al señor Embajador, por supuesto a quien encabeza a la Delegación; a los representantes integrantes del Comité de Asuntos Jurídicos y Constitucionales del Senado de la República Checa. Mucha gracias. 

 

Sin duda, es muy interesante analizar los diferentes procesos parlamentarios.  

 

Yo advierto, en principio, que estamos hablando de diferentes formas de regímenes políticos. 

 

Nosotros tenemos un régimen presidencial en la Ciudad de México; perdón, en México. Perdón. Me refiero a la Ciudad de México, porque fui jefe de Gobierno de la Ciudad de México, y a veces se queda uno con esa inercia. 

 

Pero en México tenemos el régimen presidencialista, y advierto que en la República Checa ustedes tienen un régimen parlamentario, democrático, pluralista. Entonces, eso hace una gran diferencia en todos y cada uno de los pasos, y en todos y cada uno de los temas. 

 

Quiero decirles que nosotros en nuestro país, ya tenemos también la figura que permitiría tener este régimen parlamentario, y obviamente poder tener esta figura que ustedes tienen, como este Primer Ministro; este Vicepresidente, digamos, de alguna manera; este enlace entre quien funge como Presidente en las cámaras y la función de las cámaras, que se vuelve muy interesante. 

 

Entonces, yo quisiera conocer de parte de ustedes esta experiencia, porque acá en México se ha hablado mucho de la posibilidad de tener un gobierno de coalición y en ese esquema del gobierno de coalición resulta fundamental esta figura, esta figura de un régimen parlamentario, de un régimen en donde sigue operando, o semiparlamentario, donde sigue operando la figura del Presidente como Jefe de Estado, pero se tiene una función de gobierno y de enlace de gobierno, que para todos los demás efectos legislativos es diferente. 

 

Porque ahora, por ejemplo, nosotros tenemos aquí una mayoría muy consolidada, que es afín al gobierno de la Presidencia de la República. 

 

Por lo tanto, nuestras leyes secundarias, pues cuando se someten a debate, prácticamente sabemos que van a pasar, por más que hiciéramos nosotros intentos. 

 

Si esto viene desde la Presidencia de la República, es un hecho que se va a consolidar, salvo las reformas constitucionales, porque esas sí requieren de una mayoría calificada y ahí tiene que estar todo el consenso del Senado de la República. 

 

Entonces, me gustaría saber: En esta experiencia del régimen que tienen ustedes, ¿cómo funciona? ¿Cómo es que se puede dar esto? 

 

Si es mucho más en la labor de cabildeo, la labor de convencimiento de las fuerzas políticas que pudieran converger, dado que nosotros todavía conservamos esta figura de régimen presidencial. 

 

Sería mi primera intervención, o quizá la única. 

 

Muchas gracias, Presidenta. 

 

Gracias. 

 

SENADORA OLGA SÁNCHEZ CORDERO: Muchas gracias, senador Mancera. 

 

ALIZA CHELMINSKY: Agradeceremos ahora la intervención del Vicepresidente del Comité de Asuntos Jurídicos y Constitucionales del Senado del Parlamento de la República Checa, el senador Jan Holásek. 

 

SENADOR JAN HOLÁSEK (Interpretación del Checo al español): Buenos días. 

 

Si me permitan, también me gustaría agradecer la oportunidad de visitar el Senado de México y la oportunidad de poder reunirme con todos ustedes. 

 

Como ya se ha comentado, el sistema de la República Checa se basa en una democracia parlamentaria. Es decir, tras las elecciones el futuro Primer Ministro establece un gobierno, y dicho gobierno debe conseguir el apoyo de la Cámara de Diputados. Si no consigue el apoyo de la Cámara de Diputados, no se puede considerar el gobierno establecido. 

 

Tan sólo con el apoyo de la Cámara de Diputados, a continuación el Presidente de la República nombra a los integrantes del gobierno. Y hay que comentar que el gobierno, presidido por el Primer Ministro, es el primer órgano del Poder Ejecutivo, es decir, es el órgano que gobierna, que dirige nuestro país, el presidente de la República más bien cuenta con cargos más bien formales, aunque cuenta con muchas facultades claves para el funcionamiento del Estado. 

 

No obstante, él no se dedica a la labor ejecutiva de cada día, por ejemplo, es el comandante de las fuerzas mayores, es el comandante supremo de las fuerzas armadas y también representa la República Checa en la política exterior de nuestro país. No obstante, la política exterior se forma por parte del gobierno, encabezado por el Ministerio de Asuntos Exteriores. 

 

En la vida real, en la vida cotidiana, es el Primer Ministro quien juega el papel principal, por ejemplo, representa la República Checa ante la Unión Europea y en los diferentes órganos de la Unión Europea. Es decir, desde cierto punto de vista podemos decir que este sistema motivo al escenario político a llegar a un acuerdo, puesto que sin el apoyo de la mayoría en la Cámara de Diputados, en nuestro país no podríamos tener gobierno. 

 

Así que esta podría ser mi respuesta ante su pregunta, senador.  

 

Y si me permiten, también me gustaría plantearles una pregunta. Como hemos escuchado, el Senado de México tiene, digamos, ocupa la misma posición que la Cámara de Diputados, en nuestro país el proceso legislativo es algo diferente y por eso, quisiera saber si por ejemplo, con frecuencia alguna propuesta de ley enviada por parte d la Cámara de Diputados no es aprobada por el Senado, puesto que el Senado más bien prefiere otra opinión. 

 

Y también quisiera saber si la composición del Senado es idéntica o se parece a la Cámara de Diputados. Es que en nuestro país puede ser un poco diferente, porque las elecciones en la Cámara de Diputados se realizan mediante el sistema proporcional, en cambio en el Senado es diferente.  En el Senado se aplica el principio de la mayoría. 

 

Y dada esa situación, y ya lo vivimos en los años anteriores, la composición política de ambas Cámaras no coincide, en este caso por supuesto el Senado juega un rol diferente y con más frecuencia devolvemos las propuestas de ley a la Cámara de Diputados. 

 

Gracias. 

 

ALIZA CHELMINSKY: Nos solicita el senador Tomáš Goláň hacer uso de la palabra, antes de continuar con el orden establecido. 

 

SENADOR TOMÁŠ GOLÁŇ: Si me permiten, me gustaría comentar también, comentar algunos detalles, puesto que se me olvidó en la presentación inicial, comentar algunos detalles. 

 

Se me olvidó comentar que una vez aprobada una ley por parte de ambas Cámaras, dicha ley tiene que ser firmada por el Presidente de la República. Si el Presidente de la República no firma una ley, entonces es como si el Senado no aprobase una ley, ¿u qué es lo que ocurre? La Cámara de Diputados tiene que confirmar la versión original de la propuesta, mediante la mayoría absoluta. 

 

Y si me permiten, contestar también la pregunta del colega Mancera. En Europa, en general, existen los sistemas de la democracia parlamentaria, salvo Francia, por ejemplo, donde existe el sistema semipresidencial. No obstante, en general en Europa el parlamento realiza dos funciones: el parlamento establece el Gobierno, el Gobierno entonces dirigido por el Primer Ministro, y digamos que entonces el Gobierno luego tiene el poder ejecutivo absoluto, no obstante controlado por parte del parlamento. 

 

Muchas gracias. Creo que este comentario es importante para ilustrar todo el panorama.  

 

ALIZA CHELMINSKY: Agradeceremos ahora al senador Eduardo Ramírez, Presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado de México, hacer uso de la palabra. 

 

SENADOR EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR: Muchas gracias.  

 

Sean bienvenidos.  

 

Al Excelentísimo Embajador Plenipotenciario de la República Checa, a los senadores que forman parte de esta representación.  

 

Con el permiso de la Presidenta.  

 

Respecto a la pregunta que hace el senador Tomás, respecto al tema del derecho de veto.  

 

En nuestro sistema constitucional mexicano, derivado de la Constitución de 1857, cuando asume la presidencia el Presidente Benito Juárez, junto con el Presidente de la Suprema Corte de Justicia, Sebastián Lerdo de Tejada, someten a consideración al pueblo de México en los años de 1860, una serie de reformas constitucionales. 

 

Una de ellas fue la instauración nuevamente del Senado de la República. Se había disuelto en la Constitución de 1857; tuvimos un sistema unicameral.  

 

Para ese entonces, la consulta se llevó a cabo si se instalaba o no el Senado nuevamente. La respuesta del pueblo de México fue positiva. 

 

Desde entonces, se tiene el derecho de veto del Presidente. Esto acontece en la Constitución de 1917 en México, donde las Cámaras pueden discutir, ya sea en la Cámara de Diputados de origen o, en su defecto, la Cámara de Senadores, como revisora o viceversa. 

 

Si el Presiente no está de acuerdo, el Poder Ejecutivo Federal ejerce el derecho de veto.  

 

Ha vivido México algunos ejercicios del derecho de veto. El más fresco que tengo a la memoria es el presupuesto de egresos, cuando triunfó el Partido Acción Nacional. 

 

La composición de la Cámara de Diputados, que ésta es una facultad exclusiva, como ustedes lo tienen, el presupuesto, el gasto público es discusión de la Cámara de Diputados. 

 

Aquí ejerció el Poder Ejecutivo vetar el presupuesto de egresos y se fueron con la anterior Ley de Egresos de la Federación. 

 

Es una figura que ha estado, no se hace de manera recurrente en México. 

 

Quisiera comentarles que dentro de la Legislatura que nos ha tocado estar al frente del Senado con los diferentes grupos parlamentarios, hemos tratado de privilegiar el diálogo, la concertación política y eso nos ha permitido tener leyes que pasen por mayoría legislativa y las 13 reformas constitucionales se han hecho con el acuerdo, con el consenso. 

 

Hay leyes que no tienen el consenso de los grupos parlamentarios, salen por mayoría simple. Estas han sido impugnadas ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para ustedes el Tribunal Constitucional Administrativo de la República Checa. 

 

Algunas de ellas han salido en términos de volver, en términos de inconstitucionalidad de la ley; algunas otras están pendientes. 

 

Sin embargo, este ejercicio nos permite, senador Jan Holásek, nos permite generar leyes que en su inmensa mayoría tenemos el visto bueno. 

 

Como ustedes saben, hemos entrado a un proceso de sucesión presidenciable anticipado y es no ha permitido que tengamos un avance legislativo en diferentes Cámaras, concretamente en la Cámara de Diputados la Reforma Eléctrica. 

 

No pudimos conseguir la mayoría calificada. Seguramente nosotros nos vamos a arrancar en el siguiente Periodo Ordinario, que arranca el 1° de septiembre, para discutir lo que será la incorporación de las fuerzas armadas en materia de seguridad pública. 

 

Gracias. 

 

ALIZA CHELMINSKY: Gracias, senador Ramírez. 

 

Solicitamos ahora al senador Ondřej Feber, senador del Comité de Asuntos Jurídicos y Constitucionales del Senado del Parlamento de la República Checa, hacer uso de la palabra. 

 

SENADOR ONDŘEJ FEBER: Distinguidas senadoras, senadores. 

 

Apreciada Presidenta. 

 

Muchas gracias por el uso de la palabra. 

 

Si me permiten, me gustaría comentarles algunas prácticas que conocimos y algunas experiencias de nuestro Senado, y comentar algunas experiencias que tuvimos con nuestros gobiernos y nuestro Primer Ministro. 

 

Efectivamente, hay que poner de relieve el rol de la Cámara de Diputados, puesto que la Cámara de Diputados juega un papel clave y a mí me gustaría aclarar que apenas se conocen los resultados de las elecciones a la Cámara de Diputados y el Presidente a continuación nombra al Primer Ministro, es decir, al Presidente del Gobierno. 

 

Una vez nombrado el Primer Ministro, compone su gabinete. Todo ello se realiza controlado, digamos, o comentado por parte de la Cámara de Diputados. Los diferentes clubes de diputados hacen sus comentarios y si la Cámara de Diputados no está de acuerdo, puede rechazar el apoyo al gobierno, puesto que el gobierno necesita el consentimiento de la Cámara de Diputados. 

 

En el pasado tuvimos el gobierno denominado como gobierno que cuenta con la minoría. Es decir, un gobierno del Partido ganador, de un movimiento ‘CANO’. No obstante, dicho movimiento necesitaba el apoyo por parte de los demás sujetos políticos. 

 

Entonces, en la Cámara de Diputados existía una oposición fuerte y con eso retomo lo que he dicho al principio. El Presidente también juega un papel importante, ya que tiene que nombrar al Primer Ministro, lo que entonces condiciona el trabajo del gobierno. 

 

Si me permiten, también me gustaría retomar el papel del Senado. Solamente se trata de su labor legislativa, como ya se ha aclarado. 

 

Si me permiten, el Senado también nombra al gobernador del Banco Nacional de la República y por supuesto en el ámbito político también realizamos otras actividades. 

 

Por ejemplo, nos comunicamos con nuestros ciudadanos, organizamos diferentes eventos, no solamente políticos, sino que más bien también culturales y de otra índole. 

 

Así que en la actualidad el Senado juega un papel irremplazable en nuestra sociedad. Es cierto que a veces existen algunas voces que comentan es mejor contar con un Parlamento de una sola Cámara. Sí, a veces escuchamos esas voces. 

 

Sin embargo, no creo que podamos optar por esta vía, puesto que a partir del año 1996 el Senado está fijamente anclado en el sistema de nuestro país. 

 

Ya hemos explicado un poco cómo funciona el sistema electoral en nuestro Senado, puesto que los votantes eligen a los senadores de forma directa y gracias a ello, en nuestro Senado también trabajan muchos políticos de las diferentes regiones. Muchas veces se trata de los alcaldes de las diferentes ciudades; muchas veces son políticos con experiencia local y gozan de la confianza de sus votantes, los votantes conocen a sus candidatos, muchas veces se conocen personalmente y de esta forma, los votantes saben a quién eligen. 

 

No obstante, hay que comentar que a veces en nuestro Senado también tenemos que afrontar ciertos problemas, ya que muchas veces, muchos políticos se dedican a un trabajo regional, a veces tratan de apoyar más de los intereses locales y no siempre todos gozan de una visión completa, que se necesita para toda la nación. 

 

Es decir, en este caso, es importante que los políticos que suelen trabajar a nivel local, que aprendan a mirarse las cosas con un poco de perspectiva y también deben aplicar el principio de autocrítica. 

 

Muchas gracias por su atención. 

 

ALIZA CHELMINSKY: Gracias. 

 

Senador Eduardo Ramírez nos ha solicitado el uso de la palabra, para responder algunas de las preguntas planteadas. Y seguimos luego, con el orden establecido. 

 

SENADOR EDUARDO RAMÍREZ AGUILAR: Sí. Alguna pregunta que no pude responder, porque se me olvidó en ese momento, no la respuesta, sino pasé inadvertida la pregunta. 

 

El Congreso de la Unión se compone por la Cámara de Diputados y Senadores. La Cámara de Diputados son 500, 300 por el principio de mayoría, por elección directa de los ciudadanos; 200 más son por representación proporcional. 

 

Aquí, los partidos políticos, dependiendo la fuerza política electoral, es como se incorporan y se distribuyen dentro de estos 200. En la parte del Senado de la República, son 32 fórmulas al Senado que elije el pueblo mexicano. Quien queda en la segunda fuerza, es decir, van por fórmulas; automáticamente quien quede en la segunda fuerza, pasa un senador de representación proporcional, que estos serían 32 más. 

 

Entonces, estamos hablando de 64 más 32, son 96. Y el resto, que son 32, entran por una lista nacional, que igualmente, se distribuye dentro de la representación electoral que tiene cada  fuerza política. 

 

La otra pregunta es,  ¿qué sucede, se regresan leyes que en la Cámara de Diputados o en la Cámara de Senadores no tienen consenso? Sí, muchas de ellas no han tenido consenso, ya sea que en la Cámara de Diputados es origen, la Cámara del Senado es revisora, se legisla, se vuelve a votar y se regresa a la Cámara de Diputados. 

 

Si ellos no están de acuerdo, ahí concluye el debate, el proceso legislativo. Como ejemplo de ellas, la Ley de Cannabis en México, seguramente vamos a discutirla el siguiente periodo, pero sí, se da ese debate y se entrampa legislativamente por la visión social que tenemos diferentes Cámaras. 

 

Es cuánto. 

 

ALIZA CHELMINSKY: Muchas gracias, senador Ramírez. 

 

Pedimos ahora, solicitamos ahora al senador Rafael Espino, presidente de la Comisión de Justicia del Senado de México, hacer su intervención. 

 

SENADOR RAFAEL ESPINO DE LA PEÑA: Muchas gracias. Muy buenos días. 

 

Agradezco también la oportunidad de participar en este encuentro para el análisis del funcionamiento de los sistemas políticos de nuestros países del proceso legislativo, y la situación de la impartición de justicia. 

 

Yo saludo a mis compañeros presentes y agradezco también al Instituto de Estudios Internacionales Gilberto Bosques, por la organización de este evento tan importante. 

 

Quiero mencionar dos aspectos, que creo que ya mis compañeros han hecho referencia a ellos, el primero, resaltar que aquí en México los senadores tenemos la obligación de representar a nuestras entidades federativas, que forman parte de nuestra República presidencialista, ya se hizo el contraste con su República parlamentaria, en los procesos de creación de leyes y generar, para tratar de generar un mayor y mejor desarrollo económico, social, político y cultural. 

 

Nuestra integración es plural y representa las expresiones políticas vivas de nuestro territorio. 

 

Tradicionalmente, aquí en México el Senado tiene algunas facultades exclusivas. Una muy importante es el analizar la política exterior que conduce el Ejecutivo Federal.  

 

El Ejecutivo Federal remite informes anuales al Congreso, el Presidente de la República, el Secretario de Relaciones Exteriores, y esto, el Senado de la República aprueba los tratados internacionales, las convenciones diplomáticas que suscribe el Ejecutivo Federal, así como si toma alguna decisión de terminar, denunciar, suspender o modificar declaraciones interpretativas sobre estos mismos tratados. 

 

Nuestra política exterior, les puedo mencionar, tradicionalmente se ha guiado respetando principios internacionales de autodeterminación de los pueblos, de no intervención, de solución pacífica de controversias, de proscribir la amenaza o el uso de la fuera en las relaciones internacionales; ya se mencionó también, pugnar por la igualdad de género y respetar los derechos humanos. 

 

Tuvimos una reforma constitucional en el 2011 muy importante a 11 artículos constitucionales, que en específico dio mandatos a nuestro Congreso de la Unión y un artículo a Congresos Locales, que por su contenido y alcance era una operación normativa que tenía como base el eje, el reconocimiento y el respeto a los derechos humanos en México. Desafortunadamente todavía hay problemas y contrasta con nuestra realidad. 

 

Creo que las relaciones diplomáticas son clave para lograr el progreso de todos los países, acercarnos en nuestras culturas y tratar de productivamente resolver nuestras diferencias, respetarlas, homologar nuestros valores y pugnar para la construcción de normas de conducta universales. 

 

Es muy interesante contrastar nuestros dos sistemas.  

 

Yo en este caso aprendo escuchando la descripción que han hecho de la forma en la que funciona el parlamento en Europa. 

 

No quisiera dejar pasar, reconocer las luchas históricas del pueblo de la República Checa, particularmente su resistencia de la Primavera de Praga en 1968; por cierto, que coincidió con las protestas estudiantiles en octubre de ese año aquí en México, hasta la llamada Revolución de Terciopelo en 1989, porque se terminó con el monopolio del poder político en Checoslovaquia del Partido Comunista que se mantuvo durante 45 años y se logró desarrollar su actual régimen parlamentario. 

 

Las conquistas en cuanto a la igualdad de género, en cuanto a la igualdad política de la mujer y cómo lograron desarrollar un sistema económico abierto con un gran respeto a los derechos humanos, favoreciendo el emprendimiento. 

 

Situación similar hemos vivido en México, en un proceso de transición en los últimos años; no obstante, nuestra diferencia en la antigüedad de nuestras Constituciones, aquí derrumbamos un régimen de partido-Estado y hemos logrado una democracia participativa con representación política diversa actualmente. 

 

Tenemos muchos retos enfrente, pero para mí participar en esto, una vez más agradezco, es muy constructivo y bienvenidos aquí a México y a este Senado de la República. 

 

Muchas gracias. 

 

ALIZA CHELMINSKY: Gracias, senador Espino. 

 

Senador Pavel Karnik, senador del Comité de Asuntos Jurídicos y Constitucionales del Senado del Parlamento de la República Checa.  

 

Escuchamos su intervención ahora. 

 

SENADOR PAVEL KARNIK (Interpretación del checo al español): Distinguida Presidenta, damas y caballeros. 

 

Es un gran placer poder estar presente en su hermoso país.  

 

Lamentablemente, mi edad me permite recordar las fechas históricas, como los Juegos Olímpicos de México y entonces seguro conocen a una de nuestras mejores deportistas, Věra Čáslavská. 

 

Y, por supuesto, aprecio muchísimo que el presidente de la República Mexicana en el año 1938, el presidente de México fue el primero en oponerse al Tratado de Múnich. 

 

Si me permiten, también me gustaría retomar el tema de nuestro proceso legislativo y comentar lo siguiente: 

 

Tras las últimas elecciones, el Gobierno cuenta con la mayoría en ambas Cámaras. Es decir, en teoría todo debe estar en orden; no obstante, nosotros los diputados y los senadores siempre cuando entonces juramos, siempre decimos que votamos acorde con nuestro mejor juicio; así que, a pesar de contar con la mayoría por parte del Gobierno, a veces también ocurre que no se aprueben algunas leyes presentadas por parte del Gobierno.  

 

Me gustaría comentar que me han llamado la atención las palabras de la Presidenta del Senado sobre las mujeres en la vida política. 

 

En nuestra comisión contamos con una sola mujer, con una sola senadora; no obstante, ella sí lucha muchísimo por la igualdad entre hombres y mujeres. 

 

La semana pasada recibimos una visita por parte del Parlamento de Eslovaquia en nuestro Senado y eso sí, en el Parlamento Eslovaco también ya cuentan con la mitad, la mitad en cuanto al género. Así que edad por edad debemos analizar nuestros errores y saber que hacer para que nuestro Parlamento también se vea más hermoso. 

 

Gracias. 

 

ALIZA CHELMINSKY: Muchas gracias, senador. 

 

Solicitamos ahora a la senadora Gabriela Benavides, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores-Europa del Senado de México, hacer uso de la palabra. 

 

SENADORA GABRIELA BENAVIDES COBOS: Gracias. Muy buenos días. 

 

Bienvenidos senadores. 

 

Bienvenidos a toda la comitiva de la República Checa, a su casa, México. Siempre es un gusto tenerlos aquí. 

 

Nos unimos evidentemente a la celebración de ese centenario de las relaciones establecidas entre nuestros países. 

 

Un tema que quisiera tocar evidentemente es la importancia de avanzar con la firma del Acuerdo Global modernizado entre México y la Unión Europea, es un tema que se tocó en la conmemoración, por lo que evidentemente solicitamos su respaldo para que, en la medida de lo posible, sabemos que tiene que ser traducido a todos los idiomas de los países de la Unión Europea y después aprobado en sus legislaturas estatales. 

 

Por eso insistimos en todo lo que se pueda hacer de su parte, sería bienvenido por parte de nuestro país. Esta negociación de la modernización del Acuerdo Global con Europa finalizó en abril del 2021, por lo que seguimos en espera de su ratificación. 

 

Sigue vigente nuestro acuerdo del año 2000, y, bueno, esperemos que con esta modernización se puedan modernizar las relaciones bilaterales entre nuestros países. 

 

El tema de equidad de género por supuesto que tengo que mencionarlo. La verdad, nosotros nos sentimos orgullosos de que contamos con un sistema de gobierno paritario, donde tenemos cámaras con una paridad de género importante y que además en el Gobierno Federal tenemos nueve secretarias de Estado, de 19 Secretarías de Estado. 

 

Es decir, el 47 por ciento de las secretarías están a cargo, al frente, tienen al frente a una mujer y por supuesto que seguiremos presumiéndolo para los países que nos visitan y que puedan conocer nuestra integración. 

 

Continuar con este intercambio tecnológico en materia de medio ambiente, a mí me gustaría conocer parte de su experiencia legislativa o de gobierno que sea exitosa, y que pudieran compartir con nuestro país, evidentemente su servidora. 

 

Soy miembro del Partido Verde Ecologista de México y el tema de medio ambiente nos involucra a todos y creo que es importante compartir nuestras experiencias en esto. 

 

Y hablando del proceso legislativo, yo quisiera referirme a la figura del Parlamento Abierto o participación del público en la labor del Parlamento. 

 

Esto genera la cultura de la participación, genera la inclusión de la sociedad en este proceso; creemos que ha sido enriquecedor. En honor a la verdad, solamente estamos obligados a realizar un Parlamento Abierto con temas, con personas con capacidades diferentes, o temas de asuntos indígenas. 

 

Pero lo ideal es que este Parlamento Abierto pueda; o participación del público en la labor del Parlamento, que ya se conoce así, pueda ser un elemento permanente en nuestras cámaras. 

 

Y, finalmente, pues en razón del comentario del senador Feber, también sucede aquí que nuestros legisladores federales tienen una visión estatal de las entidades de donde provienen y pues sigue el debate, ¿no?, la teoría de la representación. 

 

Si representamos solamente a los estados de los que emanamos, porque viene la figura de la reelección; si representamos los intereses del país o hasta si se representa los intereses del partido político de donde se proviene. 

 

Creo que esto no se va a separar nunca, pero lo rico es hacer coincidir esos intereses de tu Estado, de tu país, del instituto político de donde emanas, siempre en favor de la gente. 

 

Y un gusto tenerlos. A sus órdenes. Y, por supuesto, bienvenidos. 

 

ALIZA CHELMINSKY: Muchas gracias, senadora Benavides. 

 

Nos solicita el uso de la palabra el senador Tomáš Goláň, para responder algunos comentarios. 

 

SENADOR PRESIDENTE TOMÁŠ GOLÁŇ: Muchísimas gracias por recordar el tema del Acuerdo Global entre México y la Unión Europea. 

 

Quería comentar este tema al final de nuestro encuentro, pero como el tiempo pasa volando, pueda que ya toque abrir este tema. 

 

Sinceramente para que este Acuerdo pueda entrar en vigor, es importante la aprobación por parte de todos los parlamentos de países miembros de la Unión Europea. 

 

Y sabemos que hay un nivel problemático. Es decir, la división de este Acuerdo en la parte política, económica, en las inversiones. 

 

La verdad, no conocemos todos los detalles de la parte mexicana, puesto que a nosotros no nos incumben netamente los temas de la política exterior, puesto que en nuestro país es el Ministerio de Asuntos Exteriores, el gobierno, quienes formulan la política exterior y entonces, con esto ya les puedo anticipar que entonces es nuestro gobierno quien tendrá que estudiar estos asuntos. 

 

Y por eso, me gustaría conocer dónde se producen los roces, por qué la parte mexicana no quiere, no está de acuerdo con la división del Acuerdo en las tres partes. Por supuesto, yo he estudiado todas sus posturas, pero claro, una cosa es leerlo sobre el papel y otra cosa es conocer sus opiniones. 

 

Así que si nos aclaran, al menos de forma breve, por qué es para ustedes tan importante que no se divida el tratado que estamos comentando. 

 

ALIZA CHELMINSKY: Senadora Benavides, por favor. 

 

SENADORA GABRIELA BENAVIDES COBOS: Bueno, primero aclarar que quien dirige la política exterior en nuestro país, es el Presidente de la República, es a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, con el canciller Marcelo Ebrard, con quien se realiza la negociación. 

 

Termina la negociación, y en una primera instancia se pensaba que se iba a aprobar de la misma manera que se aprobó el pasado, en el año 2000, que fue de manera genérica. Esta propuesta se está estudiando, la contrapropuesta por parte de Europa y, evidentemente esperaremos que a que el Ejecutivo y la Secretaría de Relaciones Exteriores nos compartan su visión. 

 

Y yo creo que la primera situación es el tiempo, el cambiar la forma de la aprobación, evidentemente hace más lento este proceso, pero con gusto estaremos compartiendo parte de estas propuestas. 

 

Gracias. 

 

ALIZA CHELMINSKY: Gracias, senadora. 

 

Senador Navor Alberto Rojas, secretario de la Comisión de Marina del Senado de México, por favor. 

 

SENADOR NAVOR ALBERTO ROJAS MANCERA: Nuevamente, bienvenidos a nuestro bello país. 

 

Yo quisiera un poquito, remitirme al tema político-electoral, ya que estamos hablando de la conformación de las Cámaras. 

 

Nosotros venimos, llegamos, surgimos de 300 años de colonización española y entonces, por ahí de 1812 se da la primera Constitución, la Constitución de Cádiz, que sirvió finalmente para la primera gran Constitución, que fue la de 1824. Después la de 1857 y la de 1917. 

 

Según los tratadistas de la Constitución, nuestra Constitución bueno, fue una Constitución de avanzada en su momento. Creo que sigue siendo una Constitución muy bien sustentada, que ha tenido modificaciones a lo largo del tiempo. 

 

Y, decir que en ese entorno, en el siglo XIX, México no contaba con partidos políticos como tal, teníamos organizaciones, clubes, asociaciones regionales. Y en 1910 surge un partido, el Antirreeleccionista, que llevó justamente al poder a Francisco I. Madero y que acabó justamente con una dictadura de muchos años, de Porfirio Díaz. 

 

Esto, de alguna manera significó algo importante, sin embargo, el partido Antirreeleccionista como tal, de acuerdo a los expertos, no se considera como un partido político todavía. Se habla de un partido político en México, en 1919, que fue el Partido Comunista, que se empieza a conformar a lo largo del país, y empieza a tener algunos de los rasgos fundamentales de los partidos políticos. 

 

Después de esto, de la Revolución Mexicana, para llegar al poder es a través de los asesinatos, y surge ahí el Partido Nacional Revolucionario, en 1929, que es el antecedente del PRI, y que fue una idea del que fuera el presidente del país, que además gobernó a través de otros, durante algunos años, y surgió el Partido Nacional Revolucionario. 

 

A partir de ese momento y durante muchos años, se fue reconvirtiendo, en 1938, en el Partido de la Revolución Mexicana; después surgieron otros partidos, el Partido Auténtico de la Revolución Mexicana, el PRI, que nace en 1946. 

 

Antes de eso, empieza a surgir la oposición, con el PAN, en 1939, y van surgiendo de alguna manera algunos partidos, llamémosles locales o con no un nivel de fuerza nacional. 

 

Durante estos años de 1929 a 1988, más o menos, se da un manejo muy férreo del presidencialismo, desde el punto de vista peyorativo; es decir, el presidencialismo tranza. 

 

Y en 1977, hay una ley que le llamaron la LOPPE, la Ley de Organizaciones Políticas y Procedimientos Electorales que hace el PRI como una especie de concesión graciosa a la oposición, y surgen los partidos, los diputados de partido, que son los antecedentes de la representación proporcional.  

 

En ese momento era importante darle a las minorías que estaban surgiendo algunas posiciones. 

 

Fue hasta 1989 que realmente se establece una situación de representación proporcional, porque en 1988, seguramente ustedes lo supieron, hay una contienda muy importante en México entre el partido del poder, le llamaban “La dictadura perfecta”, Mario Vargas Llosa le llamó así; y con la decisión del PRI que surgió y que después se formó el PRD.  

 

Espero no confundirlos, no sé si vamos bien, pero el tema es que se empieza a ir conformando una maduración del sistema político electoral después de muchos años, porque finalmente era un partido único; un partido que era unipresente y omnipotente prácticamente en todas las esferas. 

 

A partir de ese momento, se empieza a dar una conformación nueva del Poder Legislativo, tanto en la Cámara de Senadores como en la Cámara de Diputados.  

 

Ya explicaron muy bien los compañeros, la compañera Presidenta, el compañero senador de cómo se da la conformación de la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores. 

 

Hoy quiero decirles que en el 2000 hubo una transición del poder, en donde llega el Partido Acción Nacional después de 71 años de gobierno del PRI llega el PAN, pero digamos que no pasa nada. Llega un gobierno, llegan unas personas por otras, pero no hay un cambio de régimen, es un cambio de gobierno. 

 

Lo que nos pasa en el 2018 es un cambio de régimen, ¿y un cambio de régimen qué quiere decir? De acuerdo a Norberto Bobbio, un politólogo, el cambio de régimen es un cambio de estructuras, no sólo institucionales, no sólo que tienen que ver con el tema burocrático sino tiene que ver con la estructura mental, con la estructura de la forma de hacer política. 

 

Y hoy es lo que estamos viviendo, un cambio de régimen en el que se tiene que incluso hacer una forma de hacer política diferente. 

 

¿Qué tiene que ver con esto? Bueno, que hoy hay una figura de revocación de mandato o ratificación de mandato, que es creo que muy sana para el país, porque los gobernantes, en este caso está a nivel federal, el Presidente que no cumpla las expectativas, que no trabaje bien, se tendrá que hacer un análisis a la mitad del periodo y, si no funciona, se tendrá que ir.  

 

Pero esta figura se está acogiendo en los estados de la República. Es decir, en los estados de la República se va a tener que hacer esta figura para que también los gobernadores que nos estén dando los resultados, que no estén de alguna manera correspondiendo a la población que los eligió, también se tendrán que ir.  

 

Es decir, hoy creo que los que estamos en un cargo público de representación popular, tenemos que dar resultados. Y esto tiene que ser gobernador, tiene que bajar a diputados, a senadores, a presidentes municipales.  

 

Y hay una representación, hay una representación democrática. El parlamento abierto creo que es una muy buena idea. 

 

Y, finalmente, para no extenderme mucho en el comentario, seguramente en el próximo periodo ordinario vamos a ver el tema de una Reforma Electoral, que creo que es sana para este país. 

 

Creo que la representación proporcional se tiene que analizar muy bien, porque una representación proporcional, bueno, no hoy, de hace tiempo, sirve para puestos para amigos, para familiares, para novios, novias, esposos, hijos y yo creo que esa no es la función por la cual se creó la representación proporcional, sino que justamente tenemos que ver a las minorías que estén en esa representación proporcional.  

 

Hoy tenemos 200 diputados de representación proporcional y tenemos, como ya comentaron los compañeros, tenemos justamente 36 senadores de lista nacional. 

 

Por cierto, estos senadores de lista nacional y los diputados, se rigen por circunscripción. Es decir, hay cinco circunscripciones en el país, se agrupan estados, son 32 estados, se agrupan en cinco circunscripciones. 

 

Pero es muy importante que hoy México está avanzando en el tema político-democrático electoral, revise muy bien este tema de la representación proporcional. 

 

Es cuánto. 

 

ALIZA CHELMINSKY: Muchas gracias, senador Rojas. 

 

Solicitamos al senador Emilio Álvarez Icaza, secretario de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de México, hacer uso de la palabra. 

 

SENADOR EMILIO ÁLVAREZ ICAZA LONGORIA: Gracias. 

 

Nuevamente bienvenidas; bienvenidos. 

 

A los integrantes de la Embajada, muchísimo gusto en tenerles. 

 

Por supuesto que la historia de la República Checa es fascinante. 

 

Una muy amiga mía de Praga, decía que su abuelo había cambiado cuatro veces de país sin moverse un metro, porque estuvo en el imperio austrohúngaro, luego estuvo en la República Checa, luego en la ocupación nazi, luego en la República Checoslovaca Socialista, luego en la República Checoslovaca, que es luego República Checa, sin moverse un metro. Es una historia fascinante. 

 

Y por supuesto es fascinante también la historia de la lucha del pueblo checo por su libertad. La Primavera de Praga nos inspiró, y por supuesto Dubček, Havel y los gestos de la lucha civil frente a los tanques soviéticos inspira y nos sigue inspirando, y también claramente “La Revolución de Terciopelo” sigue inspirando. Y hay muchos nexos. Milan Kundera es a quien leíamos, ¿no? 

 

Y también hay coincidencias. Kafka sería un escritor costumbrista en México. Porque hay realidades aquí que nos rebasan. Y cosas de las que tenemos que dialogar. 

una  

Hay dilemas que nos duelen profundamente. Este es un país con 100 mil personas desaparecidas; 30 mil de ellas, o un poco más en esta administración; 60 periodistas asesinados en esta administración; 10 mujeres asesinadas por día en esta administración. 

 

O sea, fenómenos que nos duelen y que afortunadamente esa es la diferencia del Acuerdo que tenemos con la Unión Europea. Tenemos una cláusula democrática y de derechos humanos, y que tenemos que poner en diálogo. 

 

Y termino, por tiempo, con cuatro temas que les quiero dejar en el oído. Hoy la democracia global está amenazada y tiene dos grandes amenazas. 

 

Jamás pensamos que, al salir de una pandemia, Europa estaría otra vez en guerra. Hoy, una amenaza a la democracia viene de los misiles rusos. Mi Grupo Parlamentario ve con profunda preocupación lo que eso significa la amenaza a la democracia. 

 

En 89, pensamos que el mundo iba al paradigma democrático. Hoy, hay una amenaza a toda Europa y a la democracia del mundo, y eso hay que tenerlo absolutamente claro. 

 

Pero también hay una amenaza a la democracia muy peligrosa hacia adentro de nuestros propios países, porque hay gobiernos que con métodos democráticos llegan al poder y destruyen la democracia. Eso pasa en Europa y pasa en México. 

 

Hoy, aquí, hay la reinstauración de un totalitarismo contra el que luchamos. Con métodos democráticos se está erosionando la democracia, porque la democracia no está respondiendo a la desigualdad, porque la democracia no está respondiendo a la exclusión, porque la democracia no responde al ejercicio de derechos de todas y todos, y eso permite gobiernos en Europa y en América de corte absolutamente autoritario, y eso es una grave amenaza que tenemos que dialogar con Europa. 

 

Esa es la diferencia de nuestro Acuerdo Comercial con Europa, al que tenemos con Estados Unidos y Canadá. Hay un entendimiento político, que me parece que tenemos que activar mucho más fuerte. Este riesgo, con esto voy a la segunda idea, tiene que pasar por el multilateralismo. 

 

Ustedes han sido vecinos de imperios; nosotros también. El único espacio de dignidad de los pequeños países ante las potencias, es el multilateralismo. Necesitamos activar con mucho más fuerza el multilateralismo, ante los riesgos que hoy vivimos. 

 

Tercero. Hay un tema común entre ustedes y nosotros, de mucho riesgo: el fenómeno de la migración. Los millones de refugiados que llegan ahora a la Unión Europea, se parecen a los cientos de miles que vienen de Centroamérica queriendo llegar a Estados Unidos. 

 

Tenemos que construir acuerdos que defiendan los derechos y la democracia, no que resten democracia, derechos y libertades. La Unión Europea tiene ese gran desafío, como lo tiene México, y tenemos que construir espacios de diálogo para que no vayamos para atrás. 

 

Cuarto. Sí apostamos a un acuerdo, pero tiene que ser un acuerdo comercial con el centro, en el rostro humano y sustentable. Eso es esencialmente lo que está deteniendo el acuerdo; mismo la Unión Europea, hay una tendencia a los nacionalismos muy fuerte, porque siendo un proyecto civilizatorio, la Unión Europea, que yo admiro; ha generado que mucha gente no reciba los beneficios y en Europa, como en México, hay ricos cada vez más ricos. 

 

Hay una enorme crítica a estos modelos de cooperación global. Si no nos hacemos cargo de un modelo de intercambio global, con rostro humano y sustentable, lo que vamos a reproducir son desigualdades. 

 

Eso está en el centro de la disputa, qué modelo de globalización queremos. Si no ponemos un modelo que signifique defensa de libertades y derechos, lo que va a pasar es que se van a fortalecer los nacionalismos que hoy están erosionando la Unión Europea, y también México, y Brasil y El Salvador y Guatemala, Estados Unidos. 

 

La apuesta civilizatoria, que hicimos por la democracia, hoy está en riesgo. Pero batallas que han dado el pueblo checo, son muy inspiradoras. 

 

Tuve la oportunidad el año pasado, de estar en el Senado checo, en ese patio bellísimo que salió en la película de Mozart. Y sólo termino diciéndole al embajador: 

 

Tenemos que fomentar más el intercambio comercial. La cerveza checa es una maravilla. 

 

Muchas gracias. 

 

ALIZA CHELMINSKY: Muchas gracias, senador Álvarez Icaza. 

 

El uso de la palabra ahora, para el señor embajador de la República Checa en México, el excelentísimo Zdeněk Kubánek. 

 

EMBAJADOR ZDENĚK KUBÁNEK: Muchas gracias. Buenos días, estimada Presidenta del Senado de la República, Olga Sánchez Cordero. 

 

Estimadas senadora, queridos senadores, integrantes del Senado todos. 

 

En primer lugar, permítanme agradecer profundamente por hacer posible realizar esta reunión, porque eso es lo que nos faltaba en los últimos años, una interacción a nivel de los senados. Antes de la pandemia tuvimos una exitosa visita del Presidente de la Cámara de Diputados de la República Checa en México. También visitó México el Secretario de Relaciones Exteriores de mi país. 

 

Nos honró con una visita el rector de la Universidad más importante de mi país, pues cumplimos lo de la parte del gobierno, de la otra Cámara, de lo académico; pero nos faltó lo del Senado y yo me alegro muchísimo, estoy muy contento de que se cumpla hoy. 

 

Bueno, cuando me reuní la última vez con la señora Presidenta, hemos constatado, constatamos que nuestras relaciones, que son tradicionalmente muy amistosas, casi no pueden ser mejores en este momento. No tenemos ningún tipo de inconveniente, cooperamos estrechamente en los foros multilaterales y muy bien, como mencionó el senador. 

 

Y para mí, la diplomacia parlamentaria no es menos importante que las otras diplomacias; la diplomacia económica, política, multilateral, pero también hay que profundizar la diplomacia parlamentaria.  

 

Y quiero agradecer a todos los mexicanos que simpatizaron con nosotros en muchos momentos de nuestra historia moderna. Algunos de esos momentos se han mencionado aquí: Durante la Segunda Guerra Mundial y durante el año 68, cuando nos invadieron tropas soviéticas con sus tanques; y justo en este año que nuestra gimnasta ganó seis medallas aquí en los Juegos Olímpicos en México, cuatro de las cuales fueron de oro, y después se casó en la Catedral Metropolitana, frente a una multitud de 100 mil personas. Eso nunca se olvida en mi país. 

 

Y para terminar, para no extenderme más, quiero avisar que mañana inauguramos en el Instituto Matías Romero una exposición temática que conmemoramos 100 años de establecimiento de relaciones diplomáticas.  

 

Por la parte mexicana inaugura la Subsecretaria de Relaciones Exteriores, Carmen Moreno Toscano; por la parte Checa inauguro yo, con el Presidente del Comité.  

 

Yo quiero extenderles una cordial invitación a todos ustedes que participen en este evento, si les dan ganas y tiempo, por favor. 

 

Muchas gracias. 

 

ALIZA CHELMINSKY: Muchas gracias.  

 

Si no hubiera comentarios adicionales, solicitamos a la senadora Olga Sánchez Cordero… Ah, el senador Tomáš Goláñ. 

 

SENADOR TOMÁŠ GOLÁÑ: Perdón, le pido disculpas a la senadora por no contestar los asuntos ecológicos. 

 

Senador Álvarez ha enunciado muy bien la situación no sólo de Ucrania sino de Europa. Es sorprendente, ya que ustedes viven tan lejos, que comprendan tan bien estos acontecimientos. 

 

En la actualidad vivimos momentos muy difíciles, puesto que la guerra actual está muy cerca de nuestro país. 

 

En nuestro país ya tenemos más de 300 mil refugiados provenientes de Ucrania.  

 

En general se trata de mujeres y niños, puesto que los hombres estén luchando. 

 

Tratamos de cubrir todas sus necesidades sanitarias y queremos que los niños estén en las escuelas. 

 

En la actualidad, vivimos una difícil situación económica porque crecen los precios del sector energético; ha subido mucho la inflación al 14 por ciento. 

 

A pesar de ello, nuestra nación en general apoya a los ucranianos y a las personas que huyen ante la guerra.  

 

Creo que para todos nosotros es muy difícil imaginarse que de repente despertemos y al lado de nuestra casa estallen las bombas; así que en este aspecto Europa está unida.  

 

Todos somos conscientes, a pesar de que las relaciones entre los diferentes países sean diferentes, no podemos tolerar que otro país, y menos en Europa, invadan a un país independiente.  

 

Ustedes lo han mencionado, Europa se basa en principios de humanismo cuando el valor de la vida humana supera cualquier otro valor.  

 

Puede que a veces, visto desde otro continente algo así se vea exagerado; no obstante, dichos valores representan la piedra angular y los cimientos que nos han unido ahora ante la agresión rusa. 

 

Dicha situación está estrechamente relacionada con el sector de las energías renovables y con la protección del medio ambiente, que aun no he podido contestar. 

 

La Unión Europea procura, y ya lo corroboran los acuerdos anteriores, la Unión Europea quiere conseguir en cinco años que en todos los países integrantes se cuente como mínimo con un 23 por ciento de los recursos renovables.  

 

Muchos países apoyan las fuentes nucleares y otras fuentes, por ejemplo, bueno, algunos países trataban de reemplazar las energías fósiles mediante el gas ruso. Sobre todo, Alemania quería entonces sobre todo el gas ruso. Lo estoy simplificando en este momento. 

 

A simple vista, todo sería muy fácil; claro, en el pasado se pensaba vamos a comprar gas ruso; de esta forma no va a hacer falta construir unas plantas nucleares. No obstante, la situación actual, nos enseña que este no es el camino correcto y tenemos que buscar otras fuentes. 

 

Quisiera retomar la situación de la República Checa. Nuestras soluciones naturales no nos permiten reemplazar en breve el funcionamiento de las platas térmicas, puesto que nuestras condiciones eólicas e hídricas no nos periten entonces reemplazar estas fuentes originales y tampoco podemos cubrir inmediatamente nuestro país con paneles solares. 

 

Así que, dada esta situación, la República Checa sí quiere contar con fuentes nucleares, no obstante centrales nucleares centrales modernas de la tercera generación, cuando ya no se producen residuos que se producían en el pasado. En la actualidad, vemos que la energía nuclear puede cumplir con estos requisitos. 

 

También hay otros proyectos muy atrevidos como el “fifty two”, el “fifty five”, mediante el cual dentro de 15 años el 50 por ciento de las energías europeas deben realizarse mediante las fuentes limpias. No obstante, no sabemos si la actual situación bélica nos permitirá poder realizar dicho proyecto. 

 

No obstante, la ecología y la política verde es algo que interesa muchísimo en los países europeos. Y antes de estallar la guerra de Ucrania, siempre formaba parte de todos los debates también de carácter económico. 

 

Eso es todo. 

 

Gracias. 

 

ALIZA CHELMINSKY: Gracias, senador Goláň. 

 

Senadora Olga Sánchez Cordero, escuchamos su mensaje de cierre. 

 

SENADORA OLGA SÁNCHEZ CORDERO: Muchísimas gracias. 

 

Agradecer, en primer lugar, la participación de mis compañeras y mis compañeros senadores, de los senadores que nos visitan. 

 

Creo que ha sido un diálogo muy provechoso para ambos, para ambos senados. Y de verdad, yo me siento muy contenta. 

 

Como ustedes pudieron darse cuenta, el régimen de libertades en nuestro país, es un régimen de libertades real; todos pueden en este país, decir lo que quieran, en los foros que quieran. Esta no es la excepción. 

 

Y obviamente, este sistema de libertades se fue construyendo desde hace muchos años. 

 

Yo puedo recordar, así como los recordó mi queridísimo, porque además le tengo un gran cariño y afecto, a Emilio Álvarez Icaza, como lo recordó en la Primavera de Praga. Yo también fui estudiante en el 68, y yo también estuve en el Movimiento Estudiantil del 68 en mi país. 

 

Y ahí empezamos a luchar por el régimen de libertad. Y este régimen de libertad es por el régimen de la libertad de expresión, por el régimen de la libertad de prensa, por el régimen de un sistema de manifestaciones públicas también. 

 

Y a veces, y lo digo con toda sinceridad, no veo a los jóvenes y a las jóvenes de mi país y del mundo, sopesar este régimen de libertades.  

 

¿Por qué lo digo? 

 

Porque la primavera de Praga, porque lo acontecido en el 68 también en Francia, en mi país, en algunos otros países latinoamericanos, en el mismo Estados Unidos, la lucha por las libertades costó incluso sangre, y a ustedes también. 

 

Y, como ya les es dable a los jóvenes y a las jóvenes estas libertades, a veces, a veces los muy jóvenes no las aquilatan lo suficiente; sólo quienes luchamos por ellas, sabemos de lo que estamos hablando.  

 

No necesariamente, nosotros en los años 60, teníamos un sistema de partido político único, como lo acaban de decir mis compañeros, 71 años de un régimen de partido hegemónico. Después llegó al poder el partido que siempre había sido oposición, el partido político del PAN, y después llegó obviamente, ahora el Presidente con un partido político distinto. 

 

Pero al final del día, sí vivimos y yo creo que en eso estarás de acuerdo, mi querido Emilio, sí vivimos en régimen de libertades, en donde se puede decir todo, en donde se puede manifestar, en donde se puede escribir lo que se quiera. 

 

Yo recuerdo que en los 60’s, antes del 68, todo pasaba por el gobierno, incluso las películas que se iban a exhibir, pasaba por la censura previa. Y yo mucho luché por esa eliminación de la censura previa. 

 

Pero bueno, estimados colegas y senadores de la República Checa: 

 

Más allá de la conversación que hemos sostenido en torno al tema sobre las prácticas parlamentarias en nuestros países, no quiero concluir esta reunión sin hacer mención del centenario del establecimiento de nuestras relaciones diplomáticas, cien años; que se han caracterizado por el entendimiento, el diálogo y, como decían muchos de nuestros senadores, por posturas comunes.  

 

Como ustedes bien saben, una de las colonias, ya se dijo aquí pero quiero repetirlo, más emblemáticas de esta capital, rinde homenaje al primer Presidente en ese tiempo de Checoslovaquia, Masaryk, Tomáš Garrigue Masaryk.  

 

Al darle su nombre a la avenida principal, se brindó un reconocimiento a su contribución en favor de la democracia y del Estado de derecho.  

 

La República Checa de hoy, no se podría entender sin el protagonismo de su pueblo, símbolo de la lucha por la libertad. 

 

Para nadie son ajenos los acontecimientos que aquí se han repetido de la Primavera de Praga, de la Revolución de Terciopelo, con aquella gran generación intelectual y política encabezada por el expresidente Václav Havel, no se podría entender. 

 

Las y los mexicanos agradecemos de igual forma, que en Praga se haya erigido un monumento a la memoria de uno de los más grandes presidentes que hemos tenido en este país, Benito Juárez.  

 

Muchas gracias. 

 

De igual forma, quiero manifestar nuestras más sinceras felicitaciones a su país por la próxima presidencia del Consejo de la Unión Europea, que ostentará a partir del segundo semestre de este año.  

 

Tengo la certeza de que en un momento de grandes desafíos, como el actual, los buenos oficios diplomáticos de su país darán excelentes resultados para el bienestar del bloque europeo y de sus socios extra regionales.  

 

Distinguidísimos senadores, con su visita han despertado en nosotros un profundo interés en ahondar todavía más en el conocimiento respecto a la forma en que se llevan a cabo los procesos legislativos de su país.  

 

Resultaría muy interesante para ambos países mantener canales de comunicación permanentes, abiertos, para el intercambio de las buenas prácticas legislativas, creo que eso es importante; las cuales abonarían desde luego al destinatario final, que es el pueblo de México y el pueblo de la República Checa, porque para eso trabajamos, para los destinatarios finales.  

 

Podríamos hacer uso de las nuevas tecnologías, señor excelentísimo Embajador, señor Embajador, que han dejado en claro su eficacia. Con las pandemias sacamos cuando menos esa ventaja, ¿no? 

 

Y por eso de nueva cuenta muchas gracias por su visita. 

 

Les deseamos el mejor de los éxitos durante su estancia en mi país y muy buen regreso a casa. 

 

ALIZA CHELMINSKY: El senador Tomáš Goláň pide hacer uso de la palabra. 

 

SENADOR PRESIDENTE TOMÁŠ GOLÁŇ: Muchísimas gracias. 

 

También me gustaría expresar nuestro agradecimiento. 

 

Ha sido un gran placer poder participar en este debate. 

 

Le deseamos a México que logre entonces esos pronósticos realizados por el Banco Mundial. Es decir, que México en pocos años se convertirá, primero, de la novena economía del mundo y a continuación la séptima economía del mundo. 

 

Entonces les deseamos la mejor de las fuertes y muchísimas gracias. 

 

SENADORA OLGA SÁNCHEZ CORDERO: Muchas gracias a ustedes.