Search - EDocman
Buscar - Categorías
Buscar - Contactos
Buscar - Contenido
Buscar - Canales electrónicos
Buscar - Etiquetas

Versión estenográfica del mensaje del senador Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, al inaugurar el Parlamento Juvenil 2020-2021. 

Bueno, me corresponde a mí cerrar. 

 

Va a ser un evento, este primero, de instalación; pero también es protocolario. El año pasado no pudimos llevar a cabo este evento de Parlamento Juvenil. 

 

En lo personal, me gusta mucho y siempre que puedo platicar con jóvenes, lo hago. Por eso quiero agradecerles a todos los colaboradores del Senado, que de manera institucional han ayudado a que esto sea un éxito. 

 

El Canal del Congreso está transmitiendo en vivo y el Canal del Congreso puso un set para que los entreviste, estos tres días. Entonces, se van a programar para que hablen sobre lo que quieran respecto de su estado, de sus sueños, de sus aspiraciones. 

 

Yo recuerdo muy bien, como aquí lo hacía también la senadora Presidenta Olga Sánchez Cordero, me preguntaba “¿tú dónde estabas en el 68?”; y yo le digo “tenía unos 8 años. No puedo presumir de ese movimiento”, como ella sí puede. 

 

Y, me tocaron otros movimientos, pero ahora recuerdo cuando hablaba mi paisano Juan Zepeda, Ovidio y Verónica; de si esta etapa de juventud. Esta es mi tercera vez que soy senador, pero recuerdo cuando era joven, me gustaba mucho la política y la actividad pública, mucho; a los 15 años, a los 16 era estudiante de Preparatoria, luego en la Universidad y, como ustedes, yo me sentía no fácil de incorporarme, difícil para incorporarme a la actividad pública. 

 

Recuerdo los discursos de los políticos, de las generaciones mayores en ese momento; nos decían todos los políticos que las jóvenes, que los jóvenes éramos el futuro, todos nos decían eso. Estoy hablando de hace 40 años, 45 años. 

 

La verdad es que era una falacia, porque muy pocos jóvenes como yo, podíamos ingresar al servicio público, muy pocos lográbamos entrar en puestos directivos en las empresas. Lamentablemente las cosas no han cambiado mucho; han cambiado, pero no mucho. 

 

Esta situación de desigualdad se exacerbaba para los que menos teníamos, y estoy seguro que una gran cantidad de ustedes: abogados, arquitectos, ingenieros, profesionistas, están en el dilema de qué van a hacer, preguntándose dónde van a estar; ¿tendrán un trabajo digno, tendrán una actividad que les guste? 

 

Y, retomo las frases que he escuchado: hay que soñar, porque todo se puede lograr. Lo que ustedes se propongan, lo van a lograr, se los aseguro, se los garantizo. 

 

Yo les quiero pedir, como decía el Presidente Roosevelt, en 1933 cuando la gran depresión se apoderó de Estados Unidos; en su primer discurso como Presidente de la República dijo: “no tengan miedo, hay que tenerle miedo sólo al miedo mismo. Hay que enfrentar los problemas y los desafíos, y vamos a resolverlos”. 

 

Porque, muchos jóvenes han logrado grandes hazañas, incluso heroicas hazañas en la historia del mundo. 

 

Ahora estaba leyendo en los fines de semana un libro de una editorial de Barcelona, que se llama: “Celebridades”, y releí la historia y biografía de Juana de Arco hacia 1412-15, 18-19; y Juana de Arco tenía 17 años y encabezó al Ejército francés que derrotó al Ejército poderoso de Inglaterra: Juana de Arco tenía 17 años.  

 

Alejandro Magno, el más grande conquistador, el más grande guerrero del mundo, tenía 33 años. 

 

Madison, uno de los padres de la patria que escribió El Federalista, junto con Hamilton, tenía 29 años, 29 años.  

 

Bueno, Emiliano Zapata, cuando inicia todo el proceso de revolución tenía 31 años, Emiliano Zapata.  

 

O Mary Shelley. Algunos de ustedes han leído la novela Frankenstein. Ella la escribió, Shelley teniendo 21 años, 21 años.  

 

O Margaret Thatcher, apenas 30 años en su primera vez que fue parlamentaria.  

 

Y así podría decirles, artistas, pintores, escultores, Lennon, John Lennon, empieza a formar la banda de los Beatles a los 20 años. 

 

También del mundo del deporte. A mí me gustan todos los deportes, no juego ninguno, me gusta frente al televisor verlos, pero uno de los más sorprendentes es Messi, bueno, para mí. Messi, me sorprendió que debutó en el Barcelona a los 16 años.  

 

¿Cómo no vamos a poder hacer nosotros lo que queramos? Por supuesto que podemos hacerlo.  

 

Por eso este Parlamento Juvenil, que debió haberse realizado el año pasado, hoy tiene más energía, es presencial y ustedes se van a conocer entre sí. Van a vivir una experiencia extraordinaria. 

 

Van a recorrer los pasillos donde los legisladores normalmente hacemos las leyes. Van a sentarse en las comisiones, en las salas de donde nosotros deliberamos y construimos las leyes.  

 

Van a estar en el recinto donde tenemos nuestro escaño y de ahí pronunciamos nuestras posiciones, votos y puntos de acuerdo.  

 

Estos tres días intentamos que aprendan eso ustedes. 

 

Por eso les pido no se distraigan, vienen a aprender. Hay momentos de adquirir conocimientos y hay momentos también de diversión; éste es de adquirir conocimientos.  

 

Les va a gustar.  

 

Tenemos conferenciantes mañana, debates entre ustedes, se van a agrupar por grupos parlamentarios, van a debatir en el Pleno, van a concluir con iniciativas de ley.  

 

Hay todo un ejercicio que el doctor Garita, Secretario de Asuntos Parlamentarios estará pendiente con su equipo; que Eduardo, Director del Canal del Congreso, estará pendiente; que El Puma de eventos estará listo para que no les falte nada.  

 

Cristal, que es la parte de la organización, que esté muy pendiente de ustedes y también está la tesorera, que esté pendiente por si algo hace falta.  

 

Se van a sentir muy bien.  

 

Éste es un esfuerzo. Por cierto, bienvenidos todos los jóvenes, directores del INJUVE en los estados, bienvenidos, porque ustedes son quienes llevan la batuta en sus estados. 

 

Entones, el venir a compartir con ellos, con los 128, es muy importante. Bienvenidos todos y todas. 

 

Les tenemos, en el Senado, preparado un kit, que lo preparamos y que es un kit que les van a entregar ahora, quisiera entregárselos por Estado, como un obsequio del Senado. Les vamos a entregar un portafolio para que realmente se sientan diputados; no senadores, todavía no, la primera, son diputados. 

 

Contiene, les voy a decir qué contiene el kit. Son cosas que pueden conservar. Contiene un termo para su café; un gel, una libreta, porque quiero que al final hagan un diario. “Querido diario: Me topé hoy con estos personajes”. Un cubre bocas, una pluma, un Reglamento. Este es el Reglamento a través del cual ustedes se van a regir. Tienen que aprenderse el Reglamento, porque esa es la base de la discusión de la deliberación. Ese es su Reglamento para el Parlamento Juvenil. 

 

Y, no sé si se han fijado. Por ejemplo, mi pariente, mi paisano tiene un fistol. Ese fistol lo identifica como senador para que él tenga acceso a todos los lugares en el Sendo y en los órganos oficiales. La gente de seguridad, la gente que nos ayuda, con ese fistol lo identifican que es senador. 

 

Pues a ustedes también les vamos a dar un fistol para que los identifiquen. Y dice igual: “Senado de la República. Parlamento Juvenil”. Cada uno, a partir de hoy, podrá portarlo y que lo conserven como un recuerdo de esta visita y de este curso de este Parlamento Juvenil. 

 

Entonces, tenemos ya toda una serie de actividades; se van a quedar en dos hoteles cercanos, todo eso con los ahorros del Senado, lo hace pluralmente el Senado. 

 

Van a estar en el hotel, una parte en Sevilla; ¿en cuál? Ah, Fiesta Americana, que está aquí caminando. No salgan solos, ni solas, váyanse en grupos. Va a estar también seguridad aquí cuidándolos. 

 

Y traten de cumplir con todas las actividades. Es un esfuerzo que hace el Senado por capacitarlos. No es diversión, es capacitación, es adiestramiento y es conocimiento. 

 

Les va a gustar, se los aseguro, y no van a olvidar estos días que convivan con compañeros y compañeras de otros estados. Son la mitad mujeres, la mitad hombres. Es un Congreso, es un Parlamento Juvenil paritario. 

 

Entonces, yo deseo que estén bien. Yo mañana los vuelvo a ver porque tendremos por la mañana algunas actividades, las voy a volver a ver, los voy a volver a ver, y estaré muy pendiente con los propios expositores del día de mañana y el sábado, ¿verdad?, el sábado. 

 

Entonces, vendrán algunos legisladores, algunos políticos, algunos funcionarios, y luego los talleres de práctica legislativa que también tendremos. 

 

Entonces, a todos los felicito, las felicito, y bienvenidos. 

 

Vamos a entregar. ¿Tienen los paquetes ya? ¿Por estados los podemos entregar? 

 

Vamos a entregárselos. Quiero que me acompañe la Presidenta, Juan, los legisladores. Vamos a entregarlos aquí sus paquetes y entran por estados. Que alguien me ayude a mencionar los estados, y yo les entrego los paquetes. 

 

Por favor. 

 

Bueno, yo me quedo otro rato con ustedes porque mi Presidenta tiene que grabar un mensaje, y como es la jefa, no le podemos decir que no.