Search - EDocman
Buscar - Categorías
Buscar - Contactos
Buscar - Contenido
Buscar - Canales electrónicos
Buscar - Etiquetas

 Versión estenográfica de la reunión de representantes del Parlamento Europeo con la Mesa Directiva del Senado de la República, encabezada por la senadora Olga Sánchez Cordero.  

 

SENADORA OLGA SÁNCHEZ CORDERO: Muchas gracias. 

 

Muy buenas tardes a todas, a todos ustedes. 

 

Saludo con muchísimo gusto a Massimilano Smeriglio, copresidente de la Comisión Parlamentaria Mixta México-Unión Europea. 

 

También saludo con afecto y con gusto, a los eurodiputados Javi López, copresidente de la Asamblea Parlamentaria Eurolatinoamericana. 

 

A Jordi Cañas. A Christoph Jansen y Leopoldo López Gil. Así como al jefe de la delegación de la Unión Europea, al embajador Gautier Mignot. 

 

Sean ustedes, todos bienvenidos a México y a Senado de la República, que es nuestra Casa del Federalismo. 

 

Saludo también a mis compañeras y compañeros senadores, integrantes de la Mesa Directiva. 

 

Me congratula tener la oportunidad de recibiros e intercambiar opiniones y buenas prácticas, para construir una agenda sólida ante los desafíos que nos pone de frente la modernización del Acuerdo Global entre México y la Unión Europea. Sobre todo, ante las condiciones actuales que enfrentamos a nivel mundial. 

 

Encuentros como este, nos permiten conocer de forma más cercana las realidades bilaterales, generando sensibilidad y mayor entendimiento entre ambas partes. 

 

Tener un panorama más claro de la visión que tenemos los unos de los otros, es fundamental para fomentar las relaciones de cooperación, de amistad, de acercamiento entre nuestros pueblos. 

 

Desde la entrada en vigor del Acuerdo Global, en el año 2000, el comercio de mercancías entre la Unión Europea y México, se ha incrementado 148 por ciento. Una cifra enorme, y lo que habla precisamente del éxito que se ha tenido durante estos 21 años de cooperación. 

 

Y además, con un crecimiento anual del 7.6 por ciento.  

 

Estas cifras, la verdad, nos alientan a seguir generando estas sinergias que consoliden acciones en temas claves. No solamente en el aspecto de la relación económica y de tráfico y tránsito de mercancías; sino temas como el cambio climático, los derechos humanos, la lucha contra la pobreza y el combate a la corrupción. 

 

En México, hemos tenido avances muy importantes en algunos de estos rubros durante los últimos años. Me enorgullece y de verdad lo digo, porque estoy convencida de eso, que hemos logrado la paridad en este Congreso; la paridad en los Congresos de los estados y en las diversas ramas del Gobierno. 

 

Es un Congreso paritario. Lo que se traduce obviamente también, en este Parlamento paritario. 

 

Este logro no ha sido fácil, es el resultado de largos años de lucha, sobre todo de lucha de las mujeres por la igualdad y por el trabajo de las parlamentarias, acompañadas de la vigorosa sociedad civil mexicana.  

 

Hace relativamente poco, cuando el señor Presidente me hizo favor de que fuera yo la representante en Japón de la entronización del Emperador, se acercaron algunas parlamentarias para preguntarme cómo le habíamos hecho en México para tener un Congreso paritario.  

 

Y la respuesta es: Las parlamentarias que nos precedieron y que en la Constitución y en las leyes mandataron que los partidos políticos postularan igual número de hombres que de mujeres.  

 

Y después de muchos años de lucha, de estas mujeres parlamentarias que nos precedieron, hoy logramos integrar esta paridad en el parlamento mexicano. 

 

Además de esta justicia social, que también quiero compartirles que ha adoptado nuestro país y que ha impulsado, por ejemplo, solamente un ejemplo, con la creación, porque a ustedes sé que les importa el tema, la creación de la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia, en el caso Ayotzinapa, en el Gobierno Federal; misma que ha aportado información que arroja luces sobre lo que ocurrió con los 43 normalistas desaparecidos ya hace varios años en nuestro país. 

 

Y está buscando también esta Comisión de la Verdad y de Acceso a la Justicia, garantizar el derecho de las víctimas a la verdad, pero también a la memoria.  

 

Estas y otras acciones demuestran el compromiso de México por las causas que buscan la paz, la verdad y la justicia, porque todos sabemos que estos son cimientos de Estado de derecho. 

 

Otro de los aspectos que debe cuidarse en extremo, el Estado de derecho, al suscribir tratados en la actualidad. Sin esa premisa, el Estado de derecho, ninguna cooperación o relación comercial podría resultar benéfica. 

 

La promoción, protección de los derechos humanos y la igualdad y la solidaridad, así como el respeto al derecho internacional sustentan las relaciones entre los estados y sobre todo las relaciones estratégicas, como la que México tiene con la Unión Europea.  

 

Los temas que compartimos, los vínculos, nuestros intereses comunes nos convocan a buscar acuerdos que generen un nuevo instrumento basado en la integralidad.  

 

Un acuerdo, como decía yo antes, que no sólo mide a lo económico sino también tenga en cuenta el factor fundamental que esta pandemia volvió a poner en el centro en todos los países. ¿Y cuál es el centro? La persona, el ser humano.  

 

Por eso debemos buscar acuerdos en los que se conjunte como una maquinaria perfecta lo económico, el diálogo político por otra parte, pero también esta cooperación internacional.  

 

Estoy cierta en que coincidimos que esto es indispensable, como lo es actuar juntos a nivel multilateral para un mundo más próspero y también más seguro. 

 

Muchas de las causas históricas y profundas que han alimentado la desigualdad y la exclusión social y laboral, que impiden el desarrollo y el progreso de nuestras poblaciones, pueden ser erradicadas sin generamos sinergias positivas y acuerdos claros. 

 

Estoy segura de que cualquier situación que se presente respecto al acuerdo global, será resuelta con la buena voluntad, la amistad y la capacidad que México y la Unión Europea han tenido siempre, para continuar fortaleciendo sus vínculos y buscando buenas y nuevas formas y mejores de obtener beneficios para nuestras poblaciones y nuestras sociedades. 

 

Por último, el Senado está listo, como es nuestra función constitucional y legal, para analizar el acuerdo global una vez que nos sea turnado por el Gobierno de México. 

 

Y, sin más, les reitero, señoras y señores eurodiputados, la más cordial bienvenida a este Senado de la República. 

 

Muchas gracias. 

 

SENADOR RICARDO VELÁZQUEZ MEZA: Muchas gracias, Presidenta. 

 

Usted tiene toda la razón, debemos de fortalecer los canales de comunicación con la Unión Europea. 

 

A continuación, en representación de la delegación europea, y en este mismo orden de ideas, le solicito al eurodiputado Massimiliano Smeriglio, copresidente de la Comisión Parlamentaria México-Unión Europea, haga el uso de la voz. 

 

EURODIPUTADO MASSIMILIANO SMERIGLIO (Interpretación del italiano al español): Gracias a todos y a todas. 

 

Gracias señora Presidenta, por el recibimiento y por el discurso, muy comprometido, de introducción a este Encuentro. 

 

Usted dijo que al centro está la persona y yo pienso que la pandemia nos hizo redescubrir nuestras fragilidades, nuestras debilidades humanas y la fragilidad de nuestras democracias, y nos puso frente a la interconexión total del mundo, en especial y en este caso de la relación entre América Latina, la República Mexicana y la Unión Europea. 

 

La interconexión, la pandemia, el virus, no conoce fronteras. Nosotros estamos obligados a desarrollar, cada vez más, formas de cooperación sanitaria, diplomática, cultural y económica. 

 

Y pienso también que el trabajo realizado en estos años por parte de la Delegación Parlamentaria Mixta, que nació en 2004, en un número igual de diplomáticos europeos y mexicanos, ha realizado un gran trabajo de conexión, de intercambio, de amistad entre Europa y México. 

 

Y la Comisión trabajó cada vez más, y agradezco al Copresidente Velázquez Meza, con quien estamos en contacto permanente, por llevar a casa, por ratificar lo antes posible la implementación del Acuerdo Global. 

 

Ahora más que nunca, porque la pandemia nos puso frente a una crisis económica importante, una crisis en la cual las diferencias sociales se ampliaron mucho más, porque la pandemia no afectó a todos de la misma manera: nosotros perdimos muchísimas horas de educación, muchos muchachos murieron en Europa. La desaparición de la formación de muchísimos, miles de estudiantes que perdimos en Europa. 

 

Pero también en Latinoamérica, durante la fase alta de la cuarentena, porque ya no hubo recursos para los países. 

 

También, la vacuna tomó una dimensión de desarrollar cooperación, de desarrollar el concepto de bien común; es decir, de un producto que se refiere a mantener a la humanidad y no sólo a los aspectos comerciales de la vacuna misma. 

 

El Acuerdo Global trabaja en estos aspectos y nosotros somos cercanos, a mi manera de ver, a la ratificación, a la implementación del Acuerdo del 2000, que fue muy importante para Europa y para México, para desarrollar elementos de cooperación también comercial. No solamente comercial, y sobre la mesa tenemos temas importantes que tenemos que discutir y que estamos discutiendo, y que espero que podamos llevar a concluirlos, los aspectos comerciales, el trabajo sobre los aranceles aduanales, nuevas oportunidades de intercambio en el sector agrícola. 

 

Pero también los temas que se refieren a la propiedad intelectual y sobre todo, los grandes temas que se refieren al cambio climático, a la sustentabilidad, el respeto del Estado de Derecho en todos lados y de los derechos humanos; las relaciones que tenemos como Unión Europea, pero también como México, estamos atravesados por flujos migratorios imponentes, que vienen del Mediterráneo, en nuestro caso; y en el caso de ustedes, gente que viene de El Salvador, de Guatemala, de otros países. 

 

Y, cómo tenemos un principio de dignidad y respeto hacia el ser humano, de personas que buscan un futuro nuevo, un futuro diferente; y entonces cuando hablamos de derechos humanos, no solamente hablamos de nuestros ciudadanos, hablamos también de las personas, de todas las personas y esto para nosotros es muy importante. 

 

En el acuerdo discutimos también los niveles de cooperación para la lucha contra la corrupción, contra el crimen, el crimen organizado, la transparencia de las licitaciones públicas, porque son temas que se refieren a México pero también a nuestros países, porque es muy importante para nosotros reiterar un mecanismo de relación simétrica, reciproca de amistad.  

 

Y en esto también, la experiencia, las experiencias vividas en la lucha contra la violencia de género, la autonomía de género, el protagonismo de género es muy importante porque se refiere también a uno de los objetivos de la Unión Europea.  

 

También en nuestro plan de renacimiento y de resiliencia propuesto al Parlamento por la presidenta Von der Leyen. 

 

Estos son los temas en los cuales vamos a trabajar en los próximos meses, así como los temas del diálogo político de alto nivel.  

 

Nosotros creemos mucho, la delegación representa al Parlamento y creemos mucho en la diplomacia parlamentaria; y luego obviamente está el Gobierno, está el Gobierno mexicano, está nuestra Comisión, están los representantes de los estados nacionales. Fue muy importante la visita de (inaudible) Michael hace poco a México; y nosotros creemos sobre todo que nuestra misión es la de fluidificar las relaciones entre nuestros parlamentos, intentando cerrar este acuerdo. 

 

Tengo que señalar también, con el máximo respeto y amistad, los problemas que escuchamos, que escuchan nuestras embajadas y que escuchan las empresas europeas que han invertido en estos años en México, que es necesario discutir, profundizar y aclarar porque nosotros también queremos entender qué va a suceder con la Reforma del Sistema Energético, porque es un tema, es muy sensible para nuestros países y para la Unión Europea, también. 

 

Y entonces pienso que tenemos todas las condiciones frente a nosotros en estas horas en los encuentros que continúen, pero sobre todo tratando de organizar con el senador Velázquez Meza la próxima CPM aquí en México, si están ustedes de acuerdo, porque la última la hicimos en Europa, y yo espero, a más tardar en mayo, y luego en el otoño hacer otra, la Delegación Mixta en Europa. 

 

De tal forma que construya más una agenda compartida sobre la situación económica, política y social sobre al Acuerdo Global, obviamente, y sobre los temas que saldrán de estos encuentros y estas profundizaciones que vamos a hacer en cuestión. 

 

Les agradezco muchísimo y les deseo a todos que el trabajo sea provechoso. 

 

Gracias. 

 

SENADOR RICARDO VELÁZQUEZ MEZA: Muchas gracias. 

 

México es su casa. Son y serán siempre bienvenidos. 

 

Presidenta: Agradezco nuevamente su presencia en este evento. 

 

Y, si usted nos lo permite, nosotros continuaremos con el diálogo parlamentario al que nos hemos referido en esta reunión, por lo que, de no existir algún inconveniente, los invito a la toma de la foto oficial del evento, y, al mismo tiempo, a los eurodiputados y a sus equipos de trabajo a permanecer en esta sala, para dar en seguida paso a nuestra reunión de trabajo.