COMISIÓN PERMANENTE
Search - EDocman
Buscar - Categorías
Buscar - Contactos
Buscar - Contenido
Buscar - Canales electrónicos
Buscar - Etiquetas

Número-101

  • La crisis sanitaria retrasó la atención de diversos padecimientos e intervenciones quirúrgicas: senadora Mayorga Delgado.

El impacto de la pandemia por Covid-19 ocasionó una serie de retos en materia de salud pública, en particular en materia de trasplantes de órganos, tejidos y células, tanto en México como en el mundo, expresó la senadora Nuvia Mayorga Delgado. 

 

Destacó que la emergencia sanitaria retrasó la atención de diferentes enfermedades que aquejan a la población mexicana, así como las intervenciones quirúrgicas y la captación de órganos y tejidos. 

 

La legisladora del PRI presentó un punto de acuerdo para solicitar a la Secretaría de Salud, a través del Centro Nacional de Trasplantes, que fortalezca las campañas, programas de acción y de difusión sobre la importancia de la donación de órganos, tejidos y células. 

 

Nuvia Mayorga consideró necesario promover el registro de donadores voluntarios en todas las regiones del país, que se ofrezcan condiciones de accesibilidad y agilidad en los trámites, y se implemente la semana nacional de concientización en este tema. 

 

En el documento, que fue turnado a la Segunda Comisión de la Permanente, la legisladora dijo que la Secretaría de Salud reportó que en 2021 casi se duplicó la recepción de órganos y tejidos respecto a 2020, al pasar de 666 a mil 156, y las intervenciones quirúrgicas se incrementaron de mil 847 a tres mil 457 en el mismo periodo. 

 

Mencionó que los trasplantes tuvieron una disminución en la emergencia sanitaria, pues al inicio de la pandemia sólo se realizaron intervenciones urgentes o asignaciones prioritarias a personas en condiciones críticas que requerían un corazón, un hígado, un riñón, una córnea, así como en pacientes pediátricos.  

 

Esto, agregó, se debió a que en ese momento especialistas quirúrgicos enfocaron su esfuerzo y conocimientos en la atención de Covid-19, aunado a que algunas de las personas donantes se contagiaron y no continuaron el procedimiento.  

 

Nuvia Mayorga consideró que, a dos años de la crisis de salud, México ha recuperado su capacidad de atención y seguimiento a la donación de órganos y trasplantes, pues el proceso de inmunización para contrarrestar los efectos de la Covid 19, marcó una oportunidad clara para reactivar estas acciones. 

 

Sin embargo, dijo, se requiere de una estrategia y articulación legislativa e institucional, para transitar a una cultura permanente de la donación.