Search - EDocman
Buscar - Categorías
Buscar - Contactos
Buscar - Contenido
Buscar - Canales electrónicos
Buscar - Etiquetas

Número-1054   

  • Esta ley no es mágica, pero es una guía para evitar que 44 personas mueran diariamente en accidentes viales, señala la senadora Patricia Mercado.


 
El Senado aprobó la minuta con proyecto de decreto para expedir la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial, que da prioridad al desplazamiento de personas, particularmente de grupos en situación de vulnerabilidad, en condiciones de accesibilidad, eficiencia, sostenibilidad, calidad, inclusión e igualdad, y que busca reducir las muertes y lesiones graves ocasionadas por siniestros viales.   

 

Con 102 votos a favor, el Pleno respaldó los cambios a los artículos 3, 5, 7, 31, 44, 48, 52 y 54, que realizó la Cámara de Diputados al proyecto que avaló el Senado, el pasado 14 de diciembre de 2021, por lo que el documento fue remitido al Ejecutivo Federal para sus efectos constitucionales.  

 

De esta manera, se incluyó a “la Secretaría de Infraestructura Comunicaciones y Transportes” para el otorgamiento de permisos o autorizaciones de personas físicas o morales, para el servicio de transporte; así como a la Secretaría de Economía como integrante del Sistema Nacional de Movilidad y Seguridad Vial.  

 

Dicho Sistema propondrá las especificaciones técnicas del parque vehicular, en lugar de definirlas, y los distintos órganos de gobierno deberán evitar gravar los servicios de autotransporte federal, transporte privado y sus servicios auxiliares. 

 

Entre otros puntos, el Senado también aceptó la propuesta de la Cámara de Diputados para que las licencias que expidan las autoridades puedan ser impresas en material plástico o de forma digital. 

 

La Ley define la concurrencia entre la Federación, entidades federativas, municipios y demarcaciones territoriales de la Ciudad de México en materia de movilidad y seguridad vial, así como los mecanismos para su debida coordinación.   

 

Además, establece las bases para priorizar los modos de transporte de personas, bienes y mercancías, con menor costo ambiental y social, la movilidad no motorizada, vehículos no contaminantes y la intermodalidad.   

 

Al presentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Zonas Metropolitanas y Movilidad, Patricia Mercado, destacó que la aprobación de la nueva Ley es el resultado del trabajo conjunto con las organizaciones de la sociedad civil.  

 

Expresó que la minuta que envío la Cámara de Diputados, con modificaciones y adiciones, abona a un marco jurídico para “resolver problemas que vivimos todos los días, las familias y las comunidades”.  

 

La legisladora indicó que los accidentes viales son la primera causa de muerte de infantes, niñas, niños y jóvenes. Además, abundó, es la segunda causa de fallecimientos de personas de 25 a 30 años. 

 

Por ello, afirmó, se crea un marco jurídico para “no evitar el error humano, porque siempre va a existir”, sino para construir condiciones de tránsito, de regulación y lineamientos para que estas fallas no terminen con la vida de las personas. 

 

Al presentar un voto particular en relación a la regulación de los autos nuevos, el senador Emilio Álvarez Icaza dijo que el mensaje es que el Estado protege y tutela los derechos de las y los mexicanos por encima de cualquier visión comercial industrial. 

 

El senador de Morena, Elí César Cervantes Rojas, destacó que las modificaciones que se realizaron al dictamen en la Cámara de Diputados tienen la finalidad de dar mayor certeza a las y los ciudadanos, para ejercer su derecho humano a la movilidad, en condiciones de seguridad vial, con piso parejo para municipios y entidades federativas. 

 

Por el PAN, la senadora Xóchitl Gálvez Ruiz aseguró que en este tema la industria automotriz no tiene razón y que es hora de tener vehículos con estándares internacionales de seguridad; además, advirtió que la Secretaría de Economía tendrá un plazo razonable para publicar la Norma Oficial Mexicana. 

 

Verónica Delgadillo García, senadora de Movimiento Ciudadano, reconoció el trabajo parlamentario que se realizó para la aprobación de esta Ley, la cual está encaminada a disminuir los límites de velocidad y prohibir el uso de vehículos por personas en estado de ebriedad. 

 

El senador Miguel Ángel Lucero Olivas, del PT, destacó que se debe atender el reclamo de la sociedad para que se regulen, establezcan y mejoren las normas para permitir el uso adecuado de los espacios de movilidad. 

 

La senadora Nancy de la Sierra Arámburo, del Grupo Plural, consideró que todas las muertes en accidentes viales pueden ser prevenibles, y este principio se materializa en la Ley para la movilidad segura, la cual cuenta con un enfoque confiable y reconoce que los errores humanos son inevitables, pero en ningún caso nos deben costar la vida.