Search - EDocman
Buscar - Categorías
Buscar - Contactos
Buscar - Contenido
Buscar - Canales electrónicos
Buscar - Etiquetas

Número-634

  • En la entidad, ciudadanos son torturados y amenazados para obtener confesiones falsas e inculparlos: Julen Rementería. 

Con el fin de apoyar a ciudadanos procesados injustamente por diversos delitos en el Estado de México a que sean puestos en libertad por las autoridades judiciales competentes, el senador Julen Rementería del Puerto urgió a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) a que atienda dicha problemática. 

 

A través de un punto de acuerdo, el coordinador de Acción Nacional en el Senado, denunció que hay personas privadas de su libertad a quienes, en sus respectivos procesos penales, se les sometió a tortura y a amenazas para obtener una confesión falsa. 

 

En la propuesta, la cual se turnó directamente a la Comisión de Derechos Humanos, Julen Rementería informó que un grupo de ciudadanas y ciudadanos acudió a la Cámara para solicitar su intervención, pidiendo que los expedientes penales de sus familiares sean revisados por la Codhem. 

 

Sus derechos y garantías fueron violados en las diversas etapas del proceso penal, además de que las confesiones fueron obtenidas mediante tortura y amenazas, puntualizó el legislador. 

 

El coordinador parlamentario indicó que las personas afectadas señalan a elementos de la Secretaría de Seguridad y de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, así como a diversos jueces en materia penal de dicha entidad, como los responsables de estos actos. 

 

Con absoluto respeto al Federalismo y al principio de División de Poderes, sostuvo Rementería del Puerto, el Senado de la República debe exhortar a los asesores jurídicos de la Comisión Estatal, para que atiendan a los ciudadanos privados injustamente de su libertad. 

 

Por virtud del Control de Constitucionalidad, agregó, los jueces nacionales están obligados a cuidar que las disposiciones contenidas en los Tratados Internacionales en materia de Derechos Humanos, ratificados por México, no sean limitadas por normatividad interna que contravenga su objetivo y fin.